Ponte en forma en cualquier parte

Si calzarte las zapatillas de deporte cada vez que necesitas hacer ejercicio es misión imposible sigue estas ideas y aprovecha cualquier ocasión para trabajar tus músculos.

Si calzarte las zapatillas de deporte cada vez que necesitas hacer ejercicio es misión imposible sigue estas ideas y aprovecha cualquier ocasión para trabajar tus músculos.

 

Delante de la tele

Estírate boca abajo y apóyate sobre los antebrazos. Desde esta posición contrae los abdominales y, cuando espires, eleva el cuerpo manteniendo los pies y los brazos en el suelo. Mantén esta posición durante 20 segundos. Relájate y repite 20 veces más.

 

Ventajas. Es una excelente forma de relajarte y evitar el picoteo mientras estés delante de la tele.

Mientras subes escaleras

Un ejercicio estupendo para poner las piernas a tono. Contrae los abdominales al tiempo que subes los escalones de dos en dos. Si no tienes costumbre, lo mejor es que te ayuden apoyándote en la barandilla al principio. Cuando te habitúes, sube más rápido y sin sujetarte.

 

Ventajas. Si te olvidas del ascensor al menos tres veces a la semana conseguirás reforzar tus nalgas y las mantendrás firmes.

Mientras esperas

Sentada, con los pies apoyados en el suelo y los hombros distendidos, presiona los glúteos uno contra otro al tiempo que contraes los abdominales. Vuelve a empezar y repite este movimiento al menos 30 veces seguidas.

 

Ventajas. Este ejercicio rápido de abdominales y glúteos te ayudará a fortalecer los músculos y a tomarte la espera con paciencia.

Por la calle

Mantén esta postura mientras estés caminando: con la espalda recta, los hombros hacia atrás y el cuello erguido, contrae el vientre e inclina el pecho hacia delante, sin dejarte llevar por el peso del bolso. Hay que mantener los hombros siempre alineados.

 

Ventajas. Si caminas así durante 30 minutos al día, conseguirás muscular los muslos y además estarás quemando 150 calorías.

Continúa leyendo