Vídeo de la semana

Los motivos por lo que deberías comer pasta de legumbres

Te enseñamos todos los beneficios de la pasta de legumbres

Probablemente hayas oído hablar de la pasta de legumbres, elaborada íntegramente con harinas de lentejas, garbanzos, u otras legumbres. Es muy probable que incluso la hayas visto haciendo la compra y que su parecido con las pastas tradicionales te haya hecho pensar que se trataba de una de ellas. La pastas pastas hechas de legumbre son una alternativa excelente y deliciosa para los celiacos o si simplemente queremos aumentar el hierro que incluimos en nuestra dieta. Pese a las propiedades de este tipo de pasta, es conveniente recordar que no es un sustitutivo de las legumbres enteras, ya que en el proceso de elaboración y transformación en pasta estas pierden muchas de sus propiedades. Una vez sabido esto, te enseñamos algunos de los beneficios de incluir la pasta de legumbres en tu dieta.

Fácil de cocinar

Con la pasta de legumbres no es necesario complicarse demasiado la vida ya que se cocina exactamente igual que el resto de pastas: basta con cocinarla en agua hirviendo para poder disfrutarla. Además, puedes disfrutarla de muchísimas formas: con pesto, tomate, carbonara... Puedes experimentar sin problema para obtener recetas sencillas, deliciosas y fáciles. Si tienes una rutina ajetreada y poco tiempo para dedicarle a la cocina, la pasta de legumbres te permitirá comer bien sin tener que dedicarle demasiado tiempo a pensar qué vas a comer, ya que su tiempo de cocción es incluso menor que el de la pasta común.

Rica en nutrientes

Incorporar esta variedad de pasta a tu dieta traerá grandes beneficios a tu salud. Aparte de tener menos azúcares que la pasta tradicional, la pasta de legumbres contiene una gran cantidad de fibra y proteínas. Este alimento destaca igualmente por tener menos hidratos de carbono que la pasta tradicional, por lo que puede ayudarte si estás haciendo alguna dieta para perder peso. Además de esto, la pasta de legumbres tiene un alto contenido en zinc, potasio y vitaminas del grupo B entre otros componentes que tu cuerpo seguro que agradecerá.

Puedes prepararla tú misma

Si prefieres dotar de un toque más casero a tus comidas, puedes hacer la pasta de legumbres tú misma moliendo las legumbres, añadiendo agua, aceite y huevo y amasando la mezcla. Una vez amasada, basta con darle la forma deseada y ya podemos cocinarla de forma habitual.

Para todos los públicos

Un aporte extra de legumbres viene bien a todo el mundo. Por ejemplo, si eres deportista, este extra de proteínas mejorará tu masa muscular y tu rendimiento. Pero la pasta de legumbres no es ni mucho menos exclusiva para deportistas. Si tienes hijos y las legumbres no les gustan demasiado, esta comida puede aportar hierro a su dieta sin tener que recurrir al clásico plato de lentejas. Esta pasta también es ideal si eres vegetariano o vegano, ya que se le pueden añadir una gran cantidad de salsas sin carne ni productos procedentes de los animales.

Erróneamente creemos que una dieta en la que se consume pasta frecuentemente puede ser perjudicial para la salud. Sin embargo, varios estudios han demostrado que las personas que incluyen la pasta en su dieta suelen tener una alimentación más equilibrada y saludable. La clave está en los acompañantes, y la pasta de legumbre los admite todos así que...¿a qué esperas para probarla?

Continúa leyendo