Por qué deberías incluir el arroz rojo en tu dieta

Es una de las variedades más saludables que existen porque no está sometido a un proceso de refinado.

Hace ya tiempo que somos conscientes de que el mundo del arroz no es tan sencillo como parecía, sino que hay muchísimas variedades de este cereal y cada una tiene unas particularidades diferentes. 

A estas alturas, porque eres una apasionada del arroz o simplemente de tanto volverte loca en el súper entre tantas opciones distintas, conoces el bomba, el redondo, el basmati, el arbóreo y el integral, pero hay más. Por ejemplo, el arroz rojo, una de las variedades de moda en la actualidad. 

Origen y particularidades

Originario de China, tiene la particularidad con respecto a otros tipos de conservar el grano entero, por lo que no está sometido a refinamiento alguno, lo cual siempre es positivo desde un punto de vista saludable y nutritivo ya que se puede considerar que es un arroz integral. Esto implica que posee más minerales, vitaminas y, lo más importante, fibra que otras variedades de este cereal. 

Su color rojo característico se debe a la pigmentación natural presente en su cáscara o salvado, por lo que no se debe a ninguna intervención durante el proceso industrial que lo lleva hasta la tienda en la que lo adquieres. Es un color natural. 

Beneficios nutricionales

En su composición, como se puede leer en estudios como este, destaca la presencia de potasio, zinc, hierro, y vitamina B, además de su contenido en proteínas superior a arroces blancos, que también tienen más hidratos de carbono que el rojo. 

El hecho de que sea rico en fibra, como el arroz integral clásico, es un elemento diferenciador con respecto a los arroces blancos. Desde un punto de vista nutricional, los primeros deberían ser siempre nuestra prioridad, porque aporta más beneficios a la salud, tanto en las personas sanas -combate el estreñimiento, por ejemplo- como en enfermas de diabetes, ya que ayuda a controlar dicha patología si se incluye en la dieta un par de veces a la semana al tener un bajo índice glucémico.

Cómo cocinarlo

Es, por lo tanto, un alimento muy completo y con un impacto positivo en la salud, por lo que es totalmente aconsejable incluirlo en una dieta variada y saludable. La cuestión es cómo, porque seguramente tendrás la duda si nunca habías oído hablar de él hasta ahora. 

En este sentido, debes saber que es una variedad de arroz muy versátil, y que su uso es similar al integral tradicional: en ensaladas frías y templadas, como guarnición de cualquier guiso de carne o de un pescado, en salteados de verduras, o en el interior de burritos y fajitas funciona de maravilla. En cuanto al punto de cocción, esta listo en 20 minutos cuando se cocina en agua a punto de ebullición y se puede hacer también al vapor. 

Rubén García

Rubén García

Durante años me dediqué a la comunicación deportiva, pero me di cuenta a tiempo de que en mi otra gran pasión, la gastronomía, no era tan alto el riesgo de sufrir esguinces de tobillo. Ser "entrenador personal" del paladar es mucho más placentero. Yo me lo guiso, yo me lo como, y de paso lo comparto, porque las comidas inolvidables son las que se disfrutan en buena compañía.

Continúa leyendo