¿Por qué hay que ejercitar el suelo pélvico?

Más vale prevenir que curar, con el suelo pélvico no iba a ser diferente. Sal de dudas, te explicamos todo lo que necesitas saber.

Se ha hablado mucho en los últimos tiempos del suelo pélvico y la importancia de realizar ejercicios para mantener su musculatura. Pero todavía muchas mujeres se siguen preguntando qué es el suelo pélvico y qué beneficios aporta ejercitarlo. Quizás la manera más gráfica de exponerlo sea a la inversa: si no ejercito el suelo pélvico, ¿qué pasa?

 

Qué es y qué funciones tiene el suelo pélvico

 

Los músculos del suelo pélvico son los que sostienen los órganos que se hallan en el abdomen: vejiga, útero, intestino... Si no ejercitamos dicha musculatura tiende a debilitarse, sobre todo por causas varias como pueden ser embarazos y partos, pérdida de colágeno con los años, práctica intensa de ejercicio físico, o la propia anatomía de la mujer.

 

Por qué ejercitar el suelo pélvico

 

Con la debilitación de los músculos del suelo pélvico, pueden aparecer los prolapsos (caída de la matriz), a menudo asociados con incontinencia urinaria. Una buena musculatura pélvica no sólo aporta mejoras en la fisiología de la mujer, sino que también repercute en positivo en sus relaciones sexuales. 

 

Como se dice, es mejor prevenir mejor que curar. Ejercitar la musculatura del suelo pélvico antes de que la misma pierda el tono muscular es la mejor prevención que puede realizarse. No hace falta esperar al embarazo y parto. Tampoco es recomendable esperar a sufrir una incontinencia, por leve que sea, para iniciar ejercicios de fortalecimiento de la musculatura del suelo pélvico.

Cómo fortalecer el suelo pélvico

 

Conseguir crear una rutina diaria de ejercicios, aunque sólo sean 5 minutos, es algo que aconsejamos a nuestras pacientes desde muy tempranas edades. Al igual que acuden al gimnasio para ejercitar musculatura de brazos o piernas, no podemos olvidar que el suelo pélvico también tiene sus propios músculos y éstos deben ser ejercitados.

 

Los ejercicios de Kegel siguen siendo una buena pauta a seguir para fortalecer la musculatura del suelo pélvico, aunque también es cierto que tienen sus limitaciones.

 

Cuando la musculatura de la mujer no ha sido ejercitada, ha perdido elasticidad, colágeno, o quizás ha realizado los ejercicios pero no con la frecuencia debida ni de la forma correcta, puede darse el caso de que requiera volver a visitar al ginecólogo para que el mismo pueda hacer una valoración más personalizada e indicarle el tratamiento más adecuado a sus circunstancias.


En general, las estadísticas nos indican que los ejercicios de Kegel pueden corregir y recuperar la musculatura en un 65% de los casos, si bien es cierto que dependerá de las circunstancias de cada paciente.

 

Ventajas de ejercitar el suelo pélvico


• Conseguir mejor calidad en las relaciones sexuales.

• Evitar prolapsos, cistocele o rectocele.

• Practicar deporte hasta edades avanzadas sin por ello deteriorar la calidad de vida de las mujeres.

• Poder reír y correr sin pensar en esas pequeñas pérdidas tan incómodas.

 

La cirugía del suelo pélvico

 

Es cierto que la cirugía de la incontinencia y del fortalecimiento de la musculatura del suelo pélvico son cada vez más habituales y mejoran de forma considerable los efectos de una musculatura debilitada, pero antes de llegar a la cirugía, sería bueno que la mujer dedicara un tiempo para prevenirla.


Con la cirugía de suelo pélvico, practicada a menudo por vía vaginal y con láser, obtenemos resultados muy buenos y las mujeres quedan sorprendidas de los múltiples beneficios que les aporta en un plazo de tiempo muy corto, pero prevenir siempre será mejor que curar.

 

Por Dra. Teresa Gómez, ginecóloga especialista en suelo pélvico de Doctoralia.

 

También te puede interesar:

Continúa leyendo