Vídeo de la semana

Por qué la mantequilla de cacahuete es buena para ti

Si hay una crema de frutos secos tan popular como para haber aparecido en docenas de películas, esa es sin ninguna duda la mantequilla de cacahuetes, una opción nutritiva (aunque alta en grasas).

Por qué la mantequilla de cacahuete es buena para ti
Foto: Istock

De sabor particular, que varía en función de si se utilizan cacahuetes tostados, fritos o salados, la mantequilla de cacahuetes suele ser uno de esos alimentos que gustan o disgustan casi por igual.

Aunque son muchas las personas que ya la consumen a día de hoy en nuestro país, no hay duda que nada tiene que ver con la popularidad que esta crema ha adquirido en Estados Unidos. En este país existe, incluso, un sándwich muy popular, que se elabora con mermelada (generalmente de arándanos), y que lo hemos visto aparecer en infinidad de películas y series de televisión.

Curiosamente, pocos saben que, en realidad, se trata de una crema de frutos secos que fue inventada por médicos estadounidenses en 1890, con la finalidad de proporcionar alimentos nutritivos y ricos en proteínas a las personas que tenían dificultades para masticar carne debido a problemas dentales. 

Sin embargo, se trata de una crema denostada en muchas ocasiones por su gran poder energético. Pero, contrariamente a la creencia popular, ¿sabías que está repleta de beneficios para la salud?

Una fuente natural de proteínas

Tendemos a olvidarlo, pero los cacahuetes son ricos en proteínas, pudiendo ser útiles para sustituir las proteínas animales que encontramos en la carne o el pescado, especialmente cuando seguimos una alimentación vegetariana o vegana.

Esencial para la función celular, el crecimiento, la reparación de los tejidos y la recuperación muscular, las proteínas no pueden excluirse de una dieta variada y equilibrada. Por lo que, quienes siguen una dieta vegana, y no consumen ninguna proteína animal, pueden encontrar en la mantequilla de cacahuete una alternativa interesante.

Mejor aún, ya que suele tener una consistencia bastante pesada, y en ocasiones puede resultar algo empalagosa, basta con añadirla en pequeñas cantidades al aderezo para ensaladas o incluso como sustituto de la mantequilla a la hora de dorar verduras en una sartén. Cómo no, los más golosos siempre preferirán untarlo sobre pan integral y un poco de mermelada casera.

Fuente de grasas buenas

Beneficios para la salud de la mantequilla de cacahuetes
Foto: Istock

Aunque es verdad que la mantequilla de cacahuete contiene un 50% de grasa, ¿sabías que son grasas buenas? De hecho, contiene una buena cantidad de grasas insaturadas y monoinsaturadas, que también encontramos en otros alimentos saludables, como es el caso del aceite de oliva.

Se ha demostrado que estas grasas buenas pueden ayudar a combatir el colesterol malo y aumentar la energía.

Además, la mantequilla de cacahuete tiende a ser más baja en calorías que la mantequilla elaborada a partir de leche de vaca. No solo eso, untada en rebanadas de pan integral, es una fuente interesante tanto de fibras como minerales. 

Con 640 calorías por cada 100 gramos de producto, es más baja en calorías que el aceite de oliva (900 calorías) y la mantequilla en sí (730 calorías). Y es rica en potasio, al igual que los plátanos.

¿Cómo elegir la mantequilla de cacahuete?

Especialmente cuando no la elaboramos nosotros mismos en casa (por lo que no podemos controlar los ingredientes utilizados en su elaboración), es necesario revisar muy bien el listado de ingredientes de las diferentes mantequillas de cacahuete que encontremos en el supermercado.

Esto se debe principalmente a que, a menudo, muchas marcas elaboran mantequilla a partir de cacahuetes tostados y triturados, a los que añaden aceite de palma (o de cacahuete en sí) hidrogenado, sal y azúcar. 

De ahí que sea preferible comprar únicamente mantequilla de cacahuete que, a ser posible, solo contenga cacahuetes como ingrediente; incluso que no tenga aceite añadido, ni sal. 

En todo caso, podría ser preferible optar por marcas orgánicas, ya que, en su gran mayoría, suelen contener únicamente cacahuetes tostados como ingrediente principal, y nada más. Eso sí, no debemos olvidarnos de algo importante: el hecho de que un producto alimenticio sea orgánico o ecológico no tiene por qué significar que sea saludable. En todo momento es imprescindible revisar los ingredientes y su información nutricional.

Christian Pérez

Christian Pérez

Editor de Gaia Media Magazines y creador de revistas como Natursan, Vegveggies o Saludablementebien. Creador de contenidos especializado en nutrición, lifestyle y salud. Y lo más importante: Papá de 2 niñas

Continúa leyendo

#}