¿Por qué las moras ayudan a perder peso?

Las moras, fruta de agradable sabor agridulce, posee propiedades antioxidantes y anticolesterol, y según un reciente estudio, ayuda a adelgazar.

Con su sabor dulce tan característico, las moras tienen una gran cantidad de beneficios para la salud, incluyendo la reducción de los niveles de colesterol, la mejora de los niveles de azúcar en sangre y un menor riesgo de cáncer. Ahora, un estudio llevado a cabo en el Instituto de Zoología de la Academia China de Ciencias (China) apunta a que las moras también puede ayudar a tratar la obesidad.

Para llegar a esta conclusión, los expertos decidieron investigar los efectos metabólicos de este hábito, con el objetivo de determinar si el compuesto podría ayudar a perder peso. Y de esta manera, realizaron diversos experimentos con un grupo de ratones modificados genéticamente para presentar obesidad y con otro grupo de ratones con obesidad inducida por la dieta. Ambos grupos de ratones fueron alimentados con una dieta regular a lo largo del experimento.

De esta forma, descubrieron que en ambos conjuntos de ratones el consumo de moras activaba el tejido adiposo marrón o grasa marrón, lo que condujo a un aumento en el gasto de energía, una mejor homeostasis de la glucosa y a la reducción de grasa.

Teniendo en cuenta que la grasa marrón se activa por el frío, los investigadores creen que las moras actúan como un “frío mimético”, activando una señalización específica que aumenta la actividad de un gen llamado UCP1 y el número de mitocondrias de la grasa marrón. Esta consecuencia se produjo tanto en los ratones con obesidad genética como inducida por dieta.

Como la gran mayoría de las frutas, las moras son fuente de sales minerales y vitaminas, constituyendo así un importante aporte nutricional que podría incluirse en cualquier tipo de dieta. Son frutas de bajo valor calórico debido a su escaso aporte de hidratos de carbono, lo que las hace un alimento beneficioso ayudando al metabolismo.

Son especialmente ricas en vitamina C, conteniendo cantidades incluso mayores que las de algunos cítricos, hecho por el que las utilizan tanto los navegantes nórdicos como los Inuit americanos como protección contra el escorbuto. También son muy ricas en vitamina A, así como en potasio, aportando además, sobre todo las moras del género Morus, fibra alimentaria.

 

Continúa leyendo