Vídeo de la semana

Por qué no deberías ponerte a dieta por tu cuenta

Pérdida de masa muscular, efecto rebote o restricciones innecesarias son algunos de los riesgos a los que nos enfrentamos cuando decidimos ponernos a dieta sin consultar con un profesional.

Casi todos nos hemos puesto a dieta alguna vez para tratar de deshacernos de algún kilo de más. La mejor forma de hacerlo es con una alimentación saludable, variada y equilibrada, diciendo adiós a los ultraprocesados y practicando ejercicio regularmente. Y por supuesto, recurriendo a un profesional para garantizar que nuestra salud, que es lo más importante, no se deteriore por el camino. Nada de hacer dietas extremas ni excluir grupos de alimentos.

No es un proceso rápido ni fácil, pero hay ciertos trucos que pueden ayudarte mucho. Además de hacer cardio, los ejercicios de fuerza son muy recomendables si estás tratando de perder peso, pues nos ayudan a fortalecer los músculos y a acelerar el proceso de pérdida de grasa. Consumir alimentos con fibra es otra buena ayuda, pues este tipo de alimentos tienen un gran poder saciante. Ahora bien, lo que nunca puede faltar es un experto que te asesore para perder peso con salud. Te contamos los motivos por los que nunca deberías ponerte a dieta por tu cuenta.

No sabemos si estamos consumiendo las cantidades adecuadas de nutrientes

Cuando nos ponemos a dieta por nuestra cuenta, suele suceder que restringimos determinados grupos de alimentos creyendo que así adelgazaremos más rápido. Normalmente, los que solemos eliminar de nuestra alimentación son las grasas (sí, ¡son necesarias!) y los hidratos de carbono, también fundamentales para obtener la energía necesaria. Por otro lado, el déficit de grasas es muy importante para mantener a raya el colesterol y podría afectar negativamente a las hormonas femeninas. Por tanto, es importante no dejar de lado ningún grupo nutricional y asegurarnos un correcto equilibrio de macronutrientes: grasas, carbohidratos y proteínas. Toma nota de los alimentos con más proteínas que ayudan a perder peso.

Podríamos perder masa muscular

Las proteínas son un macronutriente fundamental a la hora de mantener en buen estado el sistema muscular, pues ayudan a la formación y mantenimiento de los tejidos. Todos deberíamos asegurarnos de consumirlas en las correctas cantidades, sobre todo si estamos tratando de perder peso. Si no consumimos suficientes proteínas a través de la alimentación, nuestro cuerpo recurrirá a las proteínas musculares, lo que nos llevará a perder masa muscular. Estos son algunos de los síntomas que indican que no estás consumiendo suficiente cantidad de dicho macronutriente.

Riesgo de efecto rebote

No es tan peligroso como los dos puntos anteriores, pero también conviene tenerlo en cuenta. Las dietas demasiado restrictivas suelen causar efecto rebote, haciendo que después de haberla dejado, volvamos a nuestro peso anterior o peor aún, engordemos todavía más. En estos casos, el adelgazamiento suele deberse a una pérdida de líquidos, en lugar de grasa (que es lo importante). Es preferible adelgazar lentamente pero asegurándonos de que nos quitaremos esos kilos para siempre, en lugar de querer hacerlo a toda costa, pues casi seguro que los recuperaremos. 

Podríamos comprometer nuestra salud mental

Y por último, pero no menos importante, nuestra salud mental también podría verse resentida. Las dietas muy restrictivas repercuten directamente en nuestro estado de ánimo. Así que ya lo sabes: para perder peso, una dieta equilibrada en la que no descartemos ningún grupo nutricional, ejercicio físico y un profesional de la salud son las claves para adelgazar con salud. 

Continúa leyendo