Vídeo de la semana

Por qué no deberías tirar el tronco del brócoli

¿Desechas esta parte del brócoli? Pues te estás perdiendo un sinfín de nutrientes muy beneficiosos para la salud.

En el mundo se desperdician cerca de 1.300 millones de toneladas de comida al año. La buena noticia es que cada vez somos más conscientes de lo importante que es evitar este despilfarro y buscamos alternativas para aprovechar mejor la comida. Sin embargo, uno de los grandes olvidados es el tallo del brócoli, que siempre tiramos a la basura. Pues bien, esto es un error que cometemos con esta verdura y te vamos a contar los motivos.

Aunque es una verdura muy común y que se puede encontrar en todas las fruterías y supermercados, el brócoli genera muchas dudas a la hora de cocinarlo y conservarlo. Una de esas dudas es qué hacer con el tronco de la verdura. La respuesta está clara: consumirlo, al igual que haces con el resto de partes del brócoli. Básicamente, porque si no lo haces te estás perdiendo una mina de nutrientes que van a parar a la basura. 

Además del aspecto nutricional, tirar el tallo del brócoli contribuye a aumentar el desperdicio de alimentos, malgastando los recursos naturales que se han utilizado para cultivarlo como el agua, por ejemplo. Producir esa cantidad de comida supone un gasto de 250 millones de metros cúbicos de agua que, finalmente, han caído en saco roto si no aprovechamos correctamente esta verdura.

Los beneficios del tallo del brócoli

Incluir esta verdura con pocas calorías y grasas en la dieta aporta muchos beneficios para la salud. Esta verdura protege el corazón ya que ayuda a eliminar el colesterol malo del cuerpo y tiene un alto contenido de fibra. Además, desintoxica el organismo gracias a sus propiedades antioxidantes ayudan a eliminar las toxinas, los radicales libres y el ácido úrico, purificando la sangre y la piel. Dado su contenido de calcio, magnesio y zinc, el brócoli mantiene los huesos sanos y fuertes. Y por si fuera poco, cuida los ojos gracias a nutrientes como la zeaxantina, el betacaroteno y la vitamina A. Pues bien, todo eso es lo que te estás perdiendo si tiras a la basura el tallo del brócoli. Este parte del brócoli tiene las mismas propiedades que la cabeza, aunque en menor intensidad.

Y por cierto, lo mismo sucede con las hojas. Poseen un sabor amargo que a algunos puede no gustar, pero lo cierto es que nos aportan grandes beneficios a nivel nutricional gracias a su contenido en betacarotenos, vitamina A y C. Prepáralas salteadas en una sartén con un poco de ajo y tendrás un plato saludable y delicioso.

¿Cómo aprovechar el tallo del brócoli?

Si no sabes qué hacer con el tronco del brócoli, aquí van algunas ideas:

  • Pélalo y córtalo y añádelo a tus ensaladas.
  • Haz un delicioso carpaccio de tronco de brócoli.
  • Cuécelo y hazlo en puré para hacer crema de brócoli.
  • Añádelo a la salsa de alguna pasta, pesto, hummus o a la comida de tus bebés.
  • Úsalo picado en un salteado con ajos y jamón.
  • Añádelo a una sopa de verduras en pequeños trozos.

¿Ves qué fácil? Ya no tienes excusa para no aprovechar el tallo del brócoli correctamente.

Continúa leyendo