¿Por qué no duermo bien?

No hay nada más placentero que un buen descanso y levantarnos como nuevas, sin embargo, hay muchos factores que influyen en la calidad del sueño.

 

Estrés, falta de ejercicio, descontrol de horarios, cenas copiosas… son varias y diferentes las causas del insomnio, pero hay algunos hábitos que perjudican nuestro descanso. ¿Tienes la costumbre de leer en la cama? Es buen hábito, pero no es beneficioso si lo haces en una tablet o en dispositivos electrónicos, ya que la exposición a la luz de estos aparatos altera el ciclo del sueño al reducir la producción de melatonina.

 

Ver una película en el ordenador o dedicarnos a animar nuestra vida social vía Whatsapp antes de dormir tampoco es una buena idea por el mismo motivo que explicábamos antes. Además, si puedes, apaga el móvil por la noche, puede que lo tengas en silencio, pero los destellos que produce la llegada de un correo, un WhatsApp o una llamada interfieren en nuestro sueño.

 

La postura que adoptamos en la cama también repercute en nuestro descanso: ni muy encogidas ni boca abajo. Los expertos recomiendan dormir boca arriba, con la espalda recta y los pies ligeramente elevados.

 

Un consejo: el despertar, cuanto más natural sea, mejor. Evita poner odiosas alarmas que suenan cada 10 minutos y que crean una sensación mayor de cansancio y apuesta por esos despertadores que se van iluminando gradualmente simulando el amanecer, tu salud y tu buen humor lo agradecerán.

 

Te contamos más motivos por los que puedes descansar más en nuestra galería Razones por las que no dormimos bien.

También te puede interesar:
Cristina

Cristina Cantudo

Soy periodista y mi pasión es comunicar, conectar con la gente y convertir en palabras las ideas. Intentaré compartir con vosotros todo lo que me resulte curioso, interesante y emocionante sobre el mundo de la gastronomía y la nutrición. Bon Appétit!

Continúa leyendo