Proactividad. La cualidad emocional más deseada

Los buenos propósitos para el 2017 ya están en marcha. ¿Por qué todos queremos ser proactivos?

Proactividad, la cualidad psicológica más deseada
Gtresonline

Proactividad: Capacidad del individuo para tomar el control de los acontecimientos en su vida, proponerse unas metas y lograrlas por medio de la implicación total en la realización de las mismas.

Ser proactivo es una de esas cualidades del S.XXI que, junto con otras como la asertividad, se han convertido en las virtudes tendencia que todo el mundo quiere tener en su porfolio psicológico. ¿Cómo es la persona pro activa a nivel profesional o personal?

La persona proactiva es aquella que en cualquier situación o reto que se le proponga en la vida, sopesará todas las opciones con sus pros y contras y tomará una decisión sin estar movido por actitudes u opiniones de terceros, sino por su propio criterio. El perfil proactivo se anticipa a los problemas para encontrar a priori posibles soluciones.

Parecen muy obvias las aptitudes de una persona proactiva (uno de los perfiles más buscados en el ámbito laboral y más exitosos en los círculos personales), sin embargo, aunque nos creamos que todos somos poseedores de estas cualidades, no es fácil conseguir ser proactivo en todos los momentos que vivimos.

Proactividad, la cualidad psicológica más deseada
Gtresonline

Según el site de desarrollo personal sebascelis.com, existen cuatro normas básicas para conseguir ser una persona proactiva. Estos cuatro pilares básicos se basan en la relación del individuo consigo mismo y con su entorno más cercano. El conocimiento interior: base para escoger en cada momento la reacción adecuada ante cualquier estímulo externo. Consciencia plena: Conocer a la perfección nuestro ranking de valores para tomar las decisiones adecuadas y que sean lo más beneficiosas posibles para uno mismo. Un toque de creatividad. La imaginación nos ayuda en lo cotidiano para tener en cuenta otras opciones que no se nos habían pasado por la cabeza. Fuerza de voluntad: Decir ‘no’ es una de las tareas más difíciles del ser humano. No estamos obligados a tomar decisiones que solamente satisfagan las necesidades de terceros. Embarcarnos en lo que creemos será positivo para nosotros y poner límites a aquello que no nos genere confianza, es una de las bases del crecimiento personal.

 

 

Continúa leyendo