Probióticos: qué son y por qué los necesitas

El boom saludable destapa a cada momento nuevos alimentos y nutrientes que necesitamos incorporar a nuestra dieta. ¡Saca partido a los probióticos!

El boom saludable destapa a cada momento nuevos alimentos y nutrientes que necesitamos incorporar a nuestra dieta: ¿cuáles son las claves para exprimir al máximo los beneficios de los probióticos?

 

1.Bacterias: sí, las necesitamos. Los probióticos son bacterias beneficiosas para la salud que se encuentran de manera natural en nuestro cuerpo, pero también en distintos alimentos fundamentales cuyo consumo asegura que los niveles de bacterias “buenas” para el cuerpo sea siempre adecuado. Los probióticos son elementos ricos en proteínas, vitaminas y minerales, que protegen el organismo frente a bacterias nocivas y efectos nocivos del entorno, como puede ser la contaminación.

 

2.Digestiones ligeras. Según WebMD, los probióticos son especialmente beneficiosos para el aparato digestivo. La sensación de digestiones pesadas y estómago hinchado puede combatirse con este tipo de alimentos: los yogures sin lactosa apoyan la acción de los probióticos que contienen, ya que evitan al organismo el trabajo de desdoblar el azúcar natural de la leche y ayudan a lograr el efecto vientre plano.

 

3. ¿Dónde encontrarlos? Existen muchos tipos de bacterias clasificados como probióticos. El más común: Lactobacillus. Podemos encontrarlo en yogures como el Lactobacillus Kaiku Sin Lactosa GG, con vitaminas B6 y B9, beneficiosas para el sistema inmunológico y el funcionamiento celular.

4. Poder anti-inflamatorio… ¡y antiedad! Según un reciente estudio de UCLA, el carácter anti-inflamatorio de los probióticos puede servir en el combate frente a diferentes enfermedades, desde la obesidad hasta linfomas. Pero los beneficios del poder anti-inflamatorio de estas bacterias se trasladan hasta la piel: según la experta dermatóloga Whitney Bowe, los alimentos que se digieren bien (como los probióticos sin lactosa) alivian tensiones que afectan a nuestra piel y que pueden causar condiciones como el acné. Pero no terminan ahí los beneficios: la prevención frente a las arrugas, el fortalecimiento de la piel o una mayor hidratación (2) son efectos colaterales muy positivos de estas bacterias health friendly.

 

5. Recuperación del cuerpo ante la acción agresiva de agentes externos como antibióticos: los probióticos ayudan a mantener el necesario equilibrio en nuestra flora interna entre bacterias beneficiosas y nocivas, asegurando de este modo que nuestro organismo funcione como debería.

 

(2) World Health

Continúa leyendo