Vídeo de la semana

Propiedades de la granada contra el alzhéimer

Esto es lo que parecen demostrar unos estudios realizados por el Centre for Healthy Brain Ageing (CHeBA), un instituto de investigación asociado a la Universidad de Nueva Gales del Sur (Australia).

Esto es lo que parecen demostrar unos estudios realizados por el Centre for Healthy Brain Ageing (CHeBA), un instituto de investigación asociado a la Universidad de Nueva Gales del Sur (Australia).

 

Según los científicos que están desarrollando esta investigación, tener una dieta que incluya extracto de granada, por su alto contenido en punicalagina, tiene un significativo impacto sobre el cerebro de ratones afectados de alzhéimer. El innovador estudio, publicado en Oncotarget, una de las principales publicaciones que se editan en el mundo dedicada al cáncer, ha demostrado lo siguiente: una dieta en la que, del total de los alimentos incluidos, un 4% es extracto de granada durante 15 meses, tiene efectos neuroprotectores sobre ratones transgénicos.

 

Modificados para poder proporcionar a los investigadores un modelo vivo sobre el que poder investigar el alzhéimer, estos ratones muestran una reducción de su capacidad cerebral. Tal disminución parece estar asociada tanto al envejecimiento como a la acumulación de proteína beta-amiloide en el cerebro. Esta proteína es el componente principal que se acumula en las placas cerebrales de los enfermos con alzhéimer… y es el objetivo principal de los investigadores a la hora de buscar tratamientos que prevengan, ralenticen y traten la enfermedad de Alzhéimer.

El principal autor del estudio, el doctor Nady Braidy, no duda en señalar que lo descubierto hasta ahora es un importante paso en el camino de elaborar una dieta adecuada para combatir tanto el alzhéimer como la demencia. Según palabras del doctor Braidy, “algo tan simple como la introducción de la granada en la dieta de unos ratones, modificados para este estudio, han dado como resultado a una serie de impactos positivos sobre la salud cerebral de los ratones. Por ejemplo, se observó una importante reducción del estrés oxidativo y la neuroinflamación, una reducción en la producción de la proteína beta-amiloide y una mejora en la plasticidad sináptica del cerebro.

 

Una alta concentración de polifenoles

 

Esta es una de las principales características de la granada, en comparación con otras frutas y verduras. Los polifenoles son unos compuestos con propiedades antioxidantes a los que, según las actuales investigaciones, se le atribuye un importante papel en la prevención de las enfermedades neurodegenerativas. Entre los polifenoles destaca la punicalagina, que es el mayor polifenol antioxidante natural, de peso molecular, descubierto hasta la fecha y que se encuentra en un 70 % en la cáscara de la granada, parte que, habitualmente, no consumimos.

 

Según un estudio realizado por la Universidad Miguel Hernández, la cáscara de la granada contiene 10 veces más capacidad antioxidante que la parte comestible. La Universidad Miguel Hernández participa el Proyecto Granatum Europa, que con el nombre de Granatum Plus lleva 10 años trabajando e investigando las bondades de este fruto, comercializado en forma de zumos y cápsulas.

Continúa leyendo

#}