Vídeo de la semana

Propiedades de la leche de coco: por qué incluirla en tu dieta

De alto valor nutricional y rica en vitaminas. Esta bebida vegetal tiene numerosas propiedades y beneficios para nuestra salud. Te contamos los motivos por los que deberías incluirla en tu dieta habitual.

Lo primero que hay que aclarar es que la llamada leche de coco, en realidad, no es leche. Y mucho menos confundirla con el aceite de coco o con el agua de coco, que es el líquido que se encuentra natural en la parte interior de esta fruta.

La leche de coco es un líquido que se obtiene mezclando agua con carne o endospermo de coco maduro triturado, o sea, con la parte que corresponde a la pulpa interior del coco. El proceso de elaboración incluye varias fases de triturado y colado, quedando al final separada la leche, propiamente dicha, del residuo llamado manteca de coco, parecido a la nata.

Es importante saber que la llamada ‘leche de coco’ no es leche. Por tal motivo, en la Unión Europea desde hace unos años los envases de leche de coco (soja, almendra, etc) no se pueden vender con ese nombre, que queda reservado exclusivamente para la leche de verdad, la de origen animal. La ‘leche’ de coco, por tanto, es una bebida vegetal. Pero ello no implica que, consumida a causa de sus propias características, la leche de coco carezca de valor nutricional y de beneficiosos efectos.

Rica en fibra y vitaminas

Así, según los expertos, los cocos son altamente nutritivos y ricos en fibra, vitaminas C, E, B1, B3, B5 y B6.  Contienen minerales como el hierro, selenio, sodio, calcio, magnesio y fósforo. A diferencia de la leche de vaca, la leche de coco no tiene lactosa, así que quienes sufren de intolerancia pueden usarla como sustituto. Es también una opción perfecta para vegetarianos y veganos, y sirve de base para batidos o como alternativa al hornear panes y pasteles.

Alto valor nutricional

La leche de coco, sobre todo la que es baja en grasa, puede usarse con moderación, es decir, una o dos veces a la semana. Según estudios científicos, 100 gramos de leche de coco contienen 154 calorías, 1,4 gramos de proteínas, 15 gramos de grasa y 3,4 gramos de carbohidratos.

Fuente de ácido laúrico

El coco contiene un compuesto, llamado  ácido láurico, que ese convierte en un compuesto  muy beneficioso que se llama monolaurina, un antiviral y antibacterial que destruye una amplia panoplia de organismos que causan enfermedades. Por eso se cree que el consumo de la leche de coco puede proteger al cuerpo de infecciones y virus. La leche de coco se metaboliza rápidamente como energía en el hígado. Se cree que, a diferencia de otras grasas saturadas, el cuerpo los usa más pronto, de manera que es menos probable que se almacenen (o sea, que  nos hagan engordar). Pero es bueno saber que eso no las exime de contribuir al riesgo de contraer enfermedades cardíacas, pues siguen siendo grasas. Así que la palabra clave a la hora de consumir, una vez más, es: moderación.

Nutre nuestra piel y cabello

La leche de coco también es conocida por estar presente en cremas y lociones. Es muy útil para el cuidado estético, ya que nutre la piel debido a sus propiedades. Facilita la hidratación de la piel y previene la sequedad y las erupciones cutáneas. Como exfoliante usado con sal o azúcar ayuda a limpiar la piel de impurezas y células muertas. Se puede usar también como un acondicionador hidratando el cabello y fortaleciendo su raíz. Incluso puede utilizarse en jardinería, pues hay quien dice sirve para estimular el crecimiento de las plantas.

leonor nieto garcia

Leonor Nieto García

¿El mejor plan? Salir de cañitas y pinchos. Periodista y Community Manager amante del buen comer, de compartir plato y experiencias y brindar con alegría por las cosas buenas.

Continúa leyendo