Pros y contras de la leche de almendras

La leche de almendras es baja en calorías aunque muchas marcas le añaden azúcares para potenciar su sabor. ¡Conoce sus beneficios y sus carencias!

La leche de almendras es baja en calorías aunque muchas veces puede contener más azúcares que otras leches debido a que los añaden para potenciar su sabor y eliminar su amargura. Es baja en colesterol, grasas saturadas y no contiene lactosa. Sin embargo, se diferencia del resto de las leches en que no es una fuente de proteínas ni de calcio. No obstante, ciertas marcas en el mercado les añaden calcio y vitamina D para hacer de ella un alimento más completo. 

Los beneficios de la leche de almendras son:

1. Baja en calorías, con contienen grasas saturadas ni colesterol.

2. Buena fuente de vitamina A y D.

3. No contiene lactosa.

4. Te mantiene joven: gracias a que es rica en vitamina E, un antioxidante.

5. Te ayuda a una buena digestión: gracias a su contenido en fibra. 

6. No necesita guardarse en nevera. 

 

Entre sus inconvenientes destacan: 

1. No contiene proteínas.

2. No contiene calcio. A no ser que la hayan enriquecido con éste, las personas con osteoporosis deben evitarla.

3. Alérgica. Las personas con alergia a los frutos secos, en especial a las almendras, no deben consumirla. 

 

Macarena

Macarena Orte

Continúa leyendo