Protege a las personas mayores del sol y del calor

Las personas mayores son más vulnerables a las altas temperaturas, por lo que tienen que tomar medidas especiales para protegerse.

Las personas mayores son más vulnerables a las altas temperaturas, por lo que tienen que tomar medidas especiales para protegerse y pasar la época estival sin ningún problema. Te damos algunos consejos para prevenir los "golpes de calor".

 

- En verano la alimentación debe de ser más ligera, con platos fáciles de digerir, en la que se incluyan más frutas, ensaladas, gazpachos o gelatinas, muy ricas en vitaminas y proteínas. Estos alimentos ayudan a retener los líquidos y evitar la deshidratación. Las frutas de temporada como la sandía, el melón o la ciruela, refrescan a la vez que aportan gran cantidad de agua al organismo. También es bueno evitar el consumo de bebidas alcohólicas o con cafeína.

 

-Los mayores deben de beber agua regularmente y llevar siempre encima una botellita de agua. En los ancianos la sensación de sed es menor, por lo que hay que recordarles que deben de beber cada cierto tiempo. El riesgo de deshidratación es mayor en la tercera edad.

 

-Deben de evitar salir a la calle en las horas de calor más fuerte, entre las 12,00 y las 18,00 horas. La indumentaria también es importante: mejor tejidos naturales y frescos, llevar sombrero para proteger la cabeza y zapatos aireados y cómodos. El clásico abanico es un buen complemento de verano. Las gafas de sol también son un accesorio imprescindible para proteger los ojos de los rayos solares.

-Para refrescarse es mejor hacerlo con paños húmedos y es bueno ducharse varias veces al día, evitando exponerse a las corrientes de aire.

 

-En las casas la temperatura adecuada para las personas mayores y, en general la más conveniente para todos, es entre los 19 y los 25 grados. 

 

-En los días de calor más intenso es preferible quedarse en las zonas más frescas de la casa y permanecer con las persianas bajas para evitar que el sol entre directamente. Hay que evitar abrir las ventanas si la temperatura exterior es más alta.Así la casa mantendrá una temperatura aceptable.

 

-Es importante que los cuidadores y los familiares de las personas mayores observen atentamente su estado y comportamiento para comprobar que no hay problemas y que pasan bien los meses de verano.

Continúa leyendo