Puntos rojos en la piel. ¿Qué significan?

La hidratación y una buena alimentación son algunas de las claves para tener una piel sana.

Los famosos puntos rojos que aparecen en piel, sobre todo a partir de la cuarentena y en personas con un cutis muy blanco, son consecuencia del envejecimiento de la piel y del crecimiento antinatural de los vasos sanguíneos. Además, según afirma el dermatólogo Ramón Grimalt, tienen “un componente familiar clarísimo”.

Se llaman angiomas capilares adquiridos y miden normalmente entre uno y dos milímetros, aunque pueden llegar a ser de siete milímetros, según ha asegurado el doctor, que ha añadido que no suelen desaparecer, sino todo lo contrario, salen más con el paso del tiempo.

Sin embargo, podemos controlarlos a través de la hidratación de la piel y una dieta equilibrada, donde destaque el aporte de vitamina C al organismo. El tratamiento que recomiendan los expertos se basa en eliminar las toxinas que tengamos en el intestino.

Así, deberemos hidratar nuestro organismo bebiendo dos litros de agua diarios y basar nuestra dieta en la ingesta de vegetales frescos y frutas con mucha vitamina C, como el aguacate, la piña y la granada. Además, deberemos prescindir de los lácteos y de la exposición excesiva a los rayos UVA del sol.

Si estos puntos rojos nos suponen un problema de estética podemos eliminarlos con láser, aunque el doctor Grimalt afirma que “quitarlos o no, no va a hacer que aparezcan ni más ni menos”, aunque admite que “si un médico ha eliminado uno de estos puntos rojos en su totalidad, no vuelve a surgir otro en el mismo lugar”.

Continúa leyendo