Qué comer para sentirnos mejor

A partir de los alimentos, el cerebro produce agentes químicos que juegan un papel importante en nuestro estado emocional. Te mostramos 4 de ellos.

A partir de los alimentos, el cerebro produce agentes químicos que juegan un papel importante en nuestro estado emocional. Te mostramos 4 de ellos.

 

Serotonina – Bienestar y sueño profundo

 

Su acción. Esta hormona, llamada del buen humor, favorece la alegría y el equilibrio psíquico. Facilita también el sueño profundo y el bienestar.

 

Cuando falta. El humor se degrada, con riesgo de agresividad.

 

¿Dónde se encuentra?

Sobre todo en las féculas y el los cereales integrales. También en las nueces, los productos lácteos, dátiles, higos, plátanos, vegetales rojos, pescados, mariscos y aves.

 

Noradrenalina – Motivación y energía

 

Su acción. Es otra de las hormonas del buen humor. Estimula la percepción, la motivación y la energía. Tiene además un efecto antidepresivo.

 

Cuando falta. Aparece el estrés, el mal humor, problemas de sueño y de concentración.

 

¿Dónde se encuentra?

En la leche y sus derivados, pescados y mariscos, cereales integrales, legumbres, espinacas, manzanas, piña y chocolate.

Acetilcolina – Optimismo

 

Su acción. Se sintetiza a partir de la colina (vitamina del grupo B). Este neurotransmisor favorece la concentración y la memoria, así como la distensión y el optimismo.

 

Cuando falta. Se producen importantes tensiones nerviosas, dificultad de concentración y de aprendizaje.

 

¿Dónde se encuentra?

Está presente en cantidades considerables en el hígado, la yema de huevo, los cereales integrales, el queso y la levadura de cerveza.

 

Dopamina – Entusiasmo y concentración

 

Su acción. Estimula el corazón y la circulación sanguínea y moviliza las fuentes de energía del cuerpo. Además, estabiliza las emociones y nos vuelve más activos.

 

Cuando falta. No tardan en aparecer pérdida de motivación y dificultad para concentrarse.

 

¿Dónde se encuentra?

En la leche y sus derivados, féculas e hidratos de carbono, carne, aves, pescados y mariscos.

 

Ojo con los falsos amigos

 

- No abuses de los estimulantes, como el té y el café, si te encuentras cansado. Aunque al principio su estímulo es fuerte, cuando su efecto pasa, la fatiga aumenta.

 

- Los ácidos grasos saturados, como la mahonesa y la carne grasa, perjudican el buen humor.

Continúa leyendo