Vídeo de la semana

¿Qué es el kamut? Conoce las propiedades de este cereal

Parecido al trigo pero mucho más nutritivo. ¿Conoces esta pequeña joya?

kamut
iStock

Es bastante probable que su nombre no te suene demasiado - o incluso que no lo hayas oído nunca en tu vida-, pero deberías empezar a conocerlo por tu propio bien: el kamut, un pequeño gran desconocido para muchos, es considerado uno de los mejores cereales del mundo, nutricionalmente hablando. ¿Lo conocías?

El kamut es una variedad de trigo muy antigua (cuya existencia y primeros cultivos datan del antiguo Egipto, hace miles de años) considerada toda una joya de la nutrición. De una textura un poco más dura que el trigo tradicional -el que todos conocemos-, el kamut dobla la cantidad de nutrientes que éste, siendo muy rico en proteínas de alta calidad y sobre todo, en minerales como el selenio, el magnesio, el calcio, el potasio, la vitamina E y las vitaminas del grupo B. 

Al mismo tiempo, es más bajo en hidratos de carbono (y tiene un menor índice glucémico) y aporta un mínimo de grasas insaturadas beneficiosas para el organismo. ¿Qué más se le puede pedir?

Los beneficios del kamut

La calidad nutricional del kamut lo convierte en un alimento muy saludable (más que el trigo refinado o que el integral) con tremendos efectos positivos en el organismo. ¿Entre sus beneficios más destacados? Un estudio llevado a cabo por el Journal of Agricultural and Food Chemistry encontró hace un par de años que este cereal es un potente antioxidante y que reduce el estrés oxidativo, gracias a su contenido en sustancias como las antocianinas y los polifenoles.

kumat
iStock

Su alto nivel de fibra también tiene un efecto antiinflamatorio en el cuerpo, y muchos expertos coinciden en que este alimento podría ser eficaz para reducir incluso el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, metabólicas y degenerativas. ¡Casi nada! Su único pero: contiene gluten, por lo que no es recomendable para personas celíacas.

Cómo cocinar el kamut

El kamut es prácticamente similar al trigo, por lo que se cocina igual que este cereal mucho más común. Para hidratarlos es necesario lavarlos y cocinarlos en agua a fuego medio.

Una vez que los granos de kamut están tiernos, se pueden utilizar como otros cereales como el arroz o la quinoa o las legumbres: en ensaladas, en guisos, en sopas, como aderezo de tostas y sándwiches… ¡incluso en algunos postres, como en tortitas o galletas! Tú eliges. Por lo general, los granos de kamut se pueden comprar en comercios y mercados especializados y ecológicos. ¿A qué esperar para probarlo?

Continúa leyendo

#}