¿Qué es la dieta macrobiótica? Esto es todo lo que debes saber sobre esta alimentación

Este tipo de alimentación intenta lograr un equilibrio entre nuestro cuerpo físico y nuestro estado emocional a través de los alimentos que tomamos. Así funciona.

Seguro que alguna vez has oído hablar de ella. Y no es raro, pues es una de las dietas más comentadas y seguidas por algunas famosas y celebrities de forma puntual. La dieta macrobiótica, desarrollada por primera vez por el filósofo George Ohsawa, es una forma de comer que tiene sus orígenes en la teoría del equilibrio entre el Yin y el Yang. Este tipo de alimentación persigue conseguir un equilibrio entre nuestro cuerpo físico y el emocional a través de los alimentos que ingerimos, que pueden ser yin (generalmente los fríos, bajos en calorías y altos en potasio) y yang (los calientes y altos en calorías).

¿Qué tipo de alimento es yin o yang?

Aquí tienes una lista de algunos alimentos que se consideran yin o yang. La dieta macrobiótica pretende encontrar el equilibrio entre ellos, evitando el consumo en exceso de aquellos con altos niveles, y entiende que los extremos se atraen y que los alimentos moderados o ligeros nos mantienen más sanos, estables y centrados.

Yang

  • Yang extremo: sal cruda, medicamentos, carnes rojas como la ternera, huevos, quesos maduros, embutidos, fritos.
  • Muy yang: pollo, marisco, pescado azul como el atún, el salmón y el pez espada.
  • Yang moderado: pescado blanco como el rape, la merluza o el lenguado, pan integral, sal marina no refinada, miso, salsa de soja, algas.
  • Yang ligero: cereales (arroz, avena, trigo, centeno, trigo sarraceno, quinoa, amaranto, etc.), zanahorias, arándanos.

Yin

  • Yin extremo: azúcar blanco, alcohol, café, edulcorantes artificiales, conservantes, chocolate, lácteos
  • Muy yin: pan refinado, pastas y pasteles, tomate, patatas, berenjena, pomelo, plátano, piña, pimientos, espinacas, especias, miel, anacardos, queso fresco, yogur, mantequilla.
  • Yin moderado: legumbres, pepino, apio, guisantes, setas, tofu, tempeh, remolacha, manzana, melón, albaricoques, sandía, uvas, naranjas, mandarinas, limones, almendra, nueces, malta de cebada.
  • Yin ligero: cebollas, rábano rojo, coliflor, brócoli, col, mostaza, puerros, acelgas.
DIETA MACROBIOTICA
iStock

Los principios de la dieta macrobiótica

La macrobiótica se centra en elegir sobre todo productos orgánicos, cultivados localmente y de temporada. Generalmente, la dieta macrobiótica se divide aproximadamente de la siguiente manera:

  • 40-60% de cereales integrales como el arroz integral, la cebada, la avena o el trigo sarraceno.
  • 20-30% de frutas y verduras.
  • 10%-25% de productos como el tofu, el miso y el tempeh, así como vegetales marinos como las algas.

Otros principios sobre los cuáles se asienta la dieta macrobiótica son bastante sencillos: evitar los excesos y los alimentos procesados, masticar correctamente los alimentos, solo comer o beber cuando se tenga hambre o sed, evitar el microondas o purificar el agua antes de cocinarla son algunos de ellos.

Continúa leyendo