Qué hacer durante un terremoto

Aunque España no es zona de terremotos, la Policía Nacional ha ofrecido una guía para saber cómo actuar si se produce un seísmo.

Aunque España no es zona de terremotos, la Policía Nacional ha ofrecido una guía para saber cómo actuar si se produce un seísmo.

 

Durante el terremoto

En la medida de lo posible, hay que mantenerse tranquilo y permanecer en el sitio, dentro del edificio o fuera, porque el entrar y salir de edificios puede causar accidentes.

 

Dentro de un edificio, deben buscarse estructuras fuertes: bajo una mesa o cama, bajo el dintel de una puerta, junto a un pilar, pared maestra o en un rincón. Hay que alejarse de lámparas, ventanas y muebles.

 

Fuera del edificio, hay que alejarse de edificios, muros y postes eléctricos.

 

Si vas conduciendo durante el temblor, debe pararse en un lugar seguro, encender las luces de emergencia y quedarse dentro del coche.

 

Si se va en silla de ruedas, se tiene que frenar en lugar seguro y protegerse la cabeza con los brazos.

 

Y si se está en un lugar en el que hay mucha gente (cine, sala de espera de un hospital, oficina…), debemos protegernos la cabeza con las brazos o resguardarnos debajo de asientos y mesas.

Y después…

- Hay que cerrar las llaves del agua, la luz y el gas.

 

- Para salir del edificio, usar las escaleras, nunca el ascensor.

 

- Apaga todo tipo de fuego.

 

- No se debe entrar en los edificios para evitar caídas de objetos peligrosos, (cristales, cornisas), hay que ir hacia lugares abiertos, no correr y tener cuidado con el tráfico.

 

- Se debe salir ordenadamente y paulatinamente del edificio.

 

- No usar el teléfono a menos que sea para situaciones de urgencia, conectar la radio y seguir las indicaciones de las autoridades u organismos intervinientes a través de los medios de comunicación y cuentas oficiales en redes sociales.

 

- Hay que tener cuidado con el agua, ya que si estuviese contaminada debe usarse agua hervida o embotellada.

 

- En caso de emergencia debe llamarse siempre al 112.

Continúa leyendo