¿Qué hay que comer si tenemos colesterol?

El 20% de los españoles ignoramos que el colesterol puede comprometer nuestra salud. ¿Sabes qué alimentos te van bien y cuáles debes evitar?

¿Qué hay que comer si tenemos colesterol?

El 20% de los españoles ignoramos que el colesterol puede comprometer nuestra salud. ¿Sabes qué alimentos te van bien y cuáles debes evitar?

 

Ojo con lo que comes

Para reducir el colesterol, hay que cuidar qué nos llevamos a la boca. Toma nota: a diario puedes comer (sin que afecte a tu tasa de colesterol) pan, cereales, arroz, maíz, frutas y verduras. Respecto a las carnes, pollo sin piel (concentra la grasa en ella), pavo. Los productos lácteos, mejor desnatados. El pescado, tanto blanco como azul (ya sabes, con grasa buena, Omega 3) es prioritario. Procura, eso sí, no abusar de los ahumados y salazones, ya que elevan la tensión arterial (llevan bastante sal) y eso repercute en la salud cardiovascular. ¿Una sugerencia? Sardinillas en lata, que además de ácidos grasos tienen calcio (puedes comerlas con las espinas).

 

A la hora de cocinar, hazlo con aceite de oliva virgen extra, que es rico en Omega 9, todo un antioxidante. De postre, siempre mejor una fruta de temporada. varias veces a la semana puedes tomar: frutos secos (no más de 10, la tasa de grasa se dispararía); yema de huevo; queso fresco y margarina.

 

Y ¿de qué alimentos debes olvidarte? De aquellos con grasa animal (saturada) o trans (manipulada químicamente, que no sólo aumenta el colesterol malo sino que baja el bueno).

Esteroles vegetales, los aliados perfectos

Son sustancias naturales, que no se absorben y que a veces incorporan los lácteos. Tienen una estructura muy similar al colesterol, gracias a lo que ‘compiten’ con él por unirse a las moléculas que transportan la grasa en el intestino, con lo que interfieren su absorción y hacen que el colesterol se excrete directamente.

 

Al hacer la compra…

Ten en cuenta el colesterol que tienen los alimentos (en 100 g): sesos, 2.000 mg; yema de huevo, 1.500 mg; huevo, 300 mg; paté, 420 mg; mollejas, riñones, 400 mg; hígado, 360 mg; grasa de la carne, 300 mg; mantequilla, 250 mg; marisco, 250 mg; ternera, 250 mg; queso para untar, 90 mg; salchichas, 90 mg; pollo, 74 mg; almejas y ostras, 54 mg; buye, 50 mg; queso bajo en grasa, 30 mg; leche entera, 10 mg; yogur, 8 mg; leche light, 3 mg; vegetales, clara de huevo y margarina, 0 mg.

Carmen

Carmen Sabalete

CONTINÚA LEYENDO