¿Qué 'pastilla' necesitas?

Muchos de nosotros nos automedicamos. Mal hecho. ¿Y si en lugar de eso aprendemos qué suplementos naturales nos ayudan según nuestros años?

Muchos de nosotros nos automedicamos. Mal hecho. ¿Y si en lugar de eso aprendemos qué suplementos naturales nos ayudan según nuestros años?

 

De 30-40 años

Multivitamínico y ácidos grasos

“Para cubrir las necesidades de la mujer de entre 30 y 40 años es recomendable tomar un suplemento vitamínico-mineral de origen 100 % vegetal, que contenga de 400 a 800 mg de magnesio (para evitar el síndrome menstrual), de 50 a 100 mg de la mayoría de las vitaminas del grupo B, vitaminas A, C, D y E, así como antioxidantes como la luteína, el licopeno, el ácido alfa lipoico y la coenzima Q10”, dice la naturópata Rosa García Arroyo, de Barcelona. Además, los ácidos grasos esenciales: Omega 3 (para el corazón, la inflamación, la salud mental); Omega 6 (para la piel, hormonas, cabello y uñas) y Omega 9 (para el colesterol). Un plus: tómalos a lo largo del día (por la mañana y por la tarde).

 

De 40-50 años

Fitominerales y fitohormonas

“Entre los 40 y los 50 las mujeres nos hallamos en la premenopausia: comienza a descender la fertilidad y el cuerpo experimenta cambios  biológicos que repercuten tanto a nivel físico como emocional”, dice la naturó-pata. Por eso, irá bien cuidarse con “plantas capaces de equilibrar las hormonas: maca, salvia, Dong quai, cimicífuga, sauzgatillo, ñame silvestre”. Se trata de fitohormonas, sin efectos secundarios, que además no alteran de forma importante la producción de estrógenos y progesterona (hormonas femeninas). Es decir, no modifican el proceso natural hacia la menopausia. Un plus: aunque no tienen efectos secundarios, se recomienda no tomarlos en caso de cáncer hormono-dependiente. ¿A qué hora del día hay que tomarlos? Mejor por la mañana.

+de 50 años

Antioxidantes y suplementos de calcio

A partir de los cincuenta años, las mujeres nos encontramos en la menopausia. Y las necesidades son más especiales. “Interesa tomar un suplemento vitamínico-mineral de origen 100 % vegetal que contenga vitamina D, calcio, diferentes oligoelementos, en especial magnesio, boro y silicio (para facilitar el metabolismo del calcio). También vitamina E (¡la fuente de la juventud!), C (que además de aumentar las defensas es fundamental para la producción de colágeno) y B (estas vitaminas facilitan el trabajo del sistema nervioso, ayudan a dormir bien, combatir el estrés y lubricar adecuada-mente la matriz del hueso)”. Un plus: ingiérelos repartidos en diferentes tomas, mejor fuera de las comidas.

Continúa leyendo