¿Qué son las agujetas?

Te contamos todo lo que debes saber sobre las molestas agujetas.

Antes eran consideradas como el dolor muscular producido después de un ejercicio intenso al cual no estábamos acostumbrados. Hoy en día,  se define como el dolor muscular de aparición tardía después del ejercicio conocido en inglés como Delayed Onset Muscular Soreness (DOMS).

En el pasado se creía que el dolor era causado por el depósito de cristales de acido láctico que se producían durante el ejercicio físico. Actualmente se sabe que el ácido láctico no cristaliza a temperatura corporal habitual. Por lo que esta antigua creencia ha sido desechada.

¿Por qué tenemos agujetas?

El dolor se produce por estímulos mecánicos y químicos que actúan en  los nervios sensitivos musculares.

Se sabe que existe cierto grado de lesión celular y estructural del  musculo afectado que cuando es muy intenso se produce el daño muscular de la fibra muscular (Rabdomiolisis). 

Durante el ejercicio se produce principalmente por contracciones excéntricas, que son las contracciones que se producen cuando el músculo aumenta la longitud. 

Diagnóstico y tratamiento

El diagnóstico se realiza al analizar los síntomas que manifiesta el deportista y  por los signos que ve el médico cuando explora el músculo. En la ecografía no se aprecia lesión y en la resonancia magnética se observan variaciones de intensidad  en la imagen  pero sin cambios estructurales importantes.

Como es un proceso inflamatorio inespecífico y atípico, que pone en marcha los mecanismos de reparación muscular,  los antiinflamatorios no mejoran la resolución del problema, por lo que solo se debe indicar la toma de analgésico en función del dolor.

No hay un tratamiento específico para esta dolencia. La persona que las padece debe realizar contracciones y movimientos (siempre sin sobrepasar el límite del dolor).

¿Cómo prevenirlas?

Preventivamente, antes de comenzar a  realizar ejercicios físico regular o deporte, se debería realizar un reconocimiento médico deportivo para  aconsejar el ejercicio físico o deporte  más adecuado para cada persona, y para detectar patología que pueda condicionar algún problema de salud que se vea incrementada por la realización del ejercicio físico. Se indica el ejercicio físico como medicamento. Después, el preparador físico, programará el plan de entrenamiento al deportista de forma individualizada y personalizada.

Aunque no hay evidencia científica demostrada, parece que los suplementos alimenticios, antioxidantes, etc. previenen y mejoran el rendimiento muscular.

Pero, hay que tener cuidado con determinados productos por su contaminación de hasta el 18 % de sustancia dopantes. Recomendamos se puede visitar la web de la Agencia Española para la Protección de la Salud en el Deporte, para conocer qué suplementos cumplen la normativa de salud.

 

Por: Dr. Tomás F Fernández Jaén, jefe del servicio de medicina y traumatología del deporte en la clínica CEMTRO y miembro de Top Doctors.

Continúa leyendo