¿Qué son las proteínas ISO?

Las conocidas como 'proteínas isoladas' son las más puras que existen en la actualidad, siendo las más efectivas después de practicar ejercicio. ¡Te contamos todo sobre ellas!

Si te preocupas mucho por tu peso, sueles cuidar siempre lo que comes o eres deportista -o haces ejercicio con frecuencia y te preocupa tu salud-, es más que probable que tengas muy presentes las proteínas en tu alimentación. Y no sólo las proteínas de la forma más común en las que conocemos -las que se obtienen a través de alimentos de forma natural como los huevos, el atún o el pollo- sino de otras que en los últimos años están ganando bastante relevancia: las llamadas proteínas ISO.

Las proteínas ISO destacan por ser un aislado muy puro de proteína. ¿Y qué quiere decir eso? Que estas proteínas sólo contienen eso: proteínas puras. Apenas contienen hidratos de carbono o grasa, por lo que son ideales para dotar al organismo de estos aminoácidos esenciales sin añadir otro tipo de sustancias o nutrientes que no necesites. Son, por ello, mucho más concentradas y efectivas.

Además, las proteínas ISO tienen una gran solubilidad y su pureza hace que sean muy fáciles de asimilar por el organismo. Una vez consumidas, estas proteínas son asimiladas por el intestino rápidamente y pasan directamente a la sangre y a las células, aumentando el efecto de este nutriente. Las ISO también se digieren bastante bien, no aportan sensación de pesadez (como sí producen las de otro tipo) y pueden aumentar la velocidad del metabolismo, lo que repercutirá en una quema de calorías más rápida.

¿Dónde encontrar proteínas ISO?

Es muy común encontrar este tipo de proteínas en tiendas especializadas o de alimentación deportiva, así como en algunos grandes gimnasios. Comercializadas comúnmente bajo su nombre en inglés, ‘whey protein’, se suelen vender en botes de polvos concentrados que se pueden incluir en batidos y smoothies con, por ejemplo, frutas y verduras. Te recomendamos que a la hora de comprarlas, te asesores bien de la mano de un especialista, que te recomendará las mejores cantidades y fórmulas para ti.

proteínas ISO
iStock

¿Cuándo consumir las proteínas ISO?

El hecho de que estas proteínas sean de tan rápida absorción por el organismo hace que se deban consumir en momentos muy concretos donde se busca máxima efectividad sobre el cuerpo. ¿El mejor de ellos? Justo después de una sesión de entrenamiento, cuando los músculos han sufrido y necesitan ser reparados y nutridos. Es en este momento cuando los músculos se encuentran más susceptibles a incorporar componentes nuevos a su estructura, para crecer y fortalecerse.

También te puede interesar:

Continúa leyendo