¿Quieres adelgazar? Sandra Broa nos desvela cómo conseguir resultados en 12 semanas

7 minutos

Sandra Broa es una chica normal de 37 años, que nunca ha practicado ejercicio. Para ella estar en forma era prácticamente misión imposible. ¿Sabes cómo ha conseguido este cambio en solo 12 semanas?

También te puede interesar: La dieta de Alberto Chicote, ¿cómo ha perdido 14 kilos en 70 días?
Así ha transformado su cuerpo Sandra Broa.

Las fotos hablan por sí mismas. Tres meses ha sido tiempo suficiente para conseguir un cambio radical en su figura (y también en su forma de pensar y en su estado de salud). Hablamos con Sandra Broa, autora del blog Treinta y, sobre esta impresionante transformación.

Para cuantificar lo que salta a la vista en las imágenes te ofrecemos estos datos: en solo dos meses Sandra había perdido 3,8 kilos de peso, 3,4 centímetros de cadera y 2,5 centímetros de cintura.

¿El secreto de este cambio tan radical? ¿Una dieta milagro, quizás? Nada de eso. Sandra ha apostado por la opción que lo cambia todo: una combinación de dieta sana (la dieta de la zona, más concretamente) y una rutina semanal de ejercicios (la famosa BBG de Kayla Itsines) y asegura que el cambio que ha notado “ha sido absolutamente brutal”. Además del cambio físico, que es impresionante, nos comenta que su salud también ha mejorado muchísimo. Por ejemplo, nos cuenta que aunque ella nunca ha tenido sobrepeso, tenía mal la circulación y en verano notaba las piernas muy pesadas, cosa que ahora ha pasado a la historia. ¡Se siente mejor que nunca!

¿Recordáis la dieta de Alberto Chicote y su cambio radical en solo 70 días? Pues sin un entrenador personal ni un coach nutricional, Sandra ha conseguido algo muy similar.

La dieta de la zona, ¿una dieta sana?

A diferencia de las dietas milagro, la dieta de la zona en realidad no es una dieta propiamente dicha. Tal y como nos comenta Sandra, consiste en adquirir una serie de hábitos nutricionales sanos, que deberíamos seguir siempre y que suelen coincidir con las recomendaciones de la mayor parte de nutricionistas:

- Hacer 5 comidas al día, 3 principales y 2 tentempiés.

- Desayunar durante la primera hora tras haberte despertado.

- No dejar pasar más de 4 o 5 horas entre comida y comida.

- Equilibrar la cantidad de proteínas, hidratos de carbonos y grasas en todas las comidas en una proporción de 30 % - 40 % - 30 %.

Al principio la parte más complicada puede ser “calcular las proporciones de cada tipo de alimento en cada una de las comidas” pero como los cambios se empiezan a ver en poco tiempo, es fácil “encontrar la motivación para seguir”.

Una de las cosas que más sorprende cuando empiezas a comer de esta forma es que colisiona con la famosa creencia que dice que cuanto menos comes más peso pierdes. En este caso queda muy claro que comiendo sin ninguna restricción de alimentos, cinco veces al día, pierdes peso sin poner en riesgo la salud y sin pasar ni un ápice de hambre.

"¿Sabías que al final del día la persona que no desayuna suma muchas más calorías que la que sí lo ha hecho?"

Saltarse el desayuno no es una opción y tampoco vale tomar exclusivamente un café y salir pitando al trabajo. En Treinta y, su blog, Sandra nos explica en detalle qué pasa cuando te saltas el desayuno y cómo funciona el cuerpo. ¿Sabías que al final del día la persona que no desayuna acumula muchas más calorías que la que sí lo ha hecho? Solo el simple gesto de levantarse 30 minutos antes todos los días para disfrutar de un desayuno completo lo cambia todo…

Una cosa fundamental que tenemos que interiorizar es que “la manera de trabajar de nuestro organismo cuando le proporcionamos comida de una forma continuada, es radicalmente diferente a cuando le hacemos pasar hambre”. Cuando nos pasamos demasiadas horas sin comer se disparan las alertas, nuestro cuerpo intenta acumular toda la energía que puede y aprende a provechar cada caloría que le proporcionamos. ¿El resultado? Engordas mucho más que una persona que mantiene el metabolismo activo.

Al comer cinco veces al día resulta más fácil mantener estables los niveles de glucosa en sangre, lo que hace que el cuerpo queme calorías de forma eficiente.

Con respecto a los nutrientes y a pasar hambre, hay una cosa que no tenemos que olvidar y es que “engordan más cuatro galletas que una coliflor”. Es posible que no sepas que estás comiendo la misma cantidad de hidratos de carbono (por supuesto los beneficios nutricionales tampoco son iguales) con ambas alternativas. La diferencia está en que con la coliflor terminarás llenísima y con las galletas pasarás hambre. Saber qué comer es fundamental para aprender a equilibrar las comidas. “Todo consiste en elegir bien los alimentos y siempre habría que elegir la opción menos procesada y libre de azúcares y harinas refinadas”.

Y dieta sin ejercicio…

Sandra ha combinado este plan nutricional con una rutina de ejercicios muy famosa: el programa de ejercicios de Kayla Itsines. Se basa en circuitos de 28 minutos, con 16 ejercicios diferentes que tienes hacer 3 días en semana y que se complementan con la práctica de una actividad moderada los días que no hay que hacer circuitos (caminar 40 minutos a paso ligero, por ejemplo). A medida que van pasando las semanas estas rutinas van aumentando de intensidad, para ir subiendo el nivel de actividad física hasta completar las 12 semanas.

Bien, lo que sobre el papel parece sencillo, cualquiera que lea un poco más sobre el #BBG de Kayla Itsines (así se llama su programa de ejercicios) verá la dureza del programa.

Fotos Sandra Broa parte de atrás: cambio de cuerpo.

Cuando le preguntamos a Sandra por sus inicios dice con rotundidad que “si he podido hacerlo yo, que siempre he sido un desastre en las clases de educación física, puede cualquiera”. Eso sí, asegura que hay que tener determinadas precauciones para evitar lesiones (hacer bien las posturas y ser conscientes de las limitaciones de cada uno e ir poco a poco).

Nos confirma que si no tienes preparación física previa, “la primera semana las rutinas resultan durísimas”. Después de hacer la primera sesión de ejercicios, de piernas concretamente, recuerda haber tenido las peores agujetas de su vida. Pero no se desmotivó. Ver los cambios radicales de todas las chicas que hacen el programa (el perfil de Instagram de Kayla Itsines está lleno de ellos) hizo que a los dos días, con esas agujetas infernales, se volviese a calzar las zapatillas e hiciese la rutina de brazos. Esas chicas no solo mostraban cambios físicos increíbles, sino que además parecían felices y seguras de sí mismas con su nueva vida. Sandra pensó que ella también quería sentirse así y no lo dudó. Nos asegura que la cuenta de Kayla es realmente motivadora.

Con respecto al material no hace falta más que una esterilla y ganas de ponerse en forma. Una garrafa de cinco litros, dos de litro y medio y una silla para los ejercicios de pierna, harán el resto.

Nos recuerda que si solo haces dieta y encima eliges el camino fácil (la dieta milagro) sueles perder grasa y músculo, perderás volumen pero la piel seguirá flácida y en cuanto vuelvas a comer más (porque estás haciendo algo que no hay manera de mantener en el tiempo) engordarás porque no tendrás músculos que son los que se comen la mayor parte de energía del cuerpo.

Eso sí, sentencia Sandra: “Si sois de los que pensáis que vais a poder bajar dos tallas en un mes comiendo lo mismo que os ha llevado a estar gordos… Lo que buscáis no se llama BBG, se llama liposucción".

Y nos recuerda que encontrar una piedra en el camino no tiene que ser un motivo para dejarlo. Si lo dejas durante unas semanas o te desmotivas un tiempo, no pasa nada, lo importante es recordar por qué empezaste. “Da igual que desvíes un poco del camino mientras no pierdas de vista la meta”.

Si quieres saber más, no dejes de pasar por el blog de Sandra, Treinta y, donde va contando periódicamente sus avances. También puedes seguirla en Facebook, Twitter e Instagram.

Etiquetas: Dieta, Ejercicio, Nutrición

Continúa leyendo...

Contenidos similares

COMENTARIOS