Vídeo de la semana

¿Quieres dejar el azúcar? Así reaccionará tu cuerpo

Menor riesgo de infartos y piel más sana. Esos son solo dos de los efectos que tendrá en tu organismo el dejar de consumir azúcar o disminuir su consumo considerablemente. Te descubrimos cómo cambia tu cuerpo al dejar de consumirlo.

Los yogures, los chicles, las salsas como el ketchup o la salsa Teriyaki… No son un dulce o chuchería como tal pero sí, también contienen azúcares (y más de lo que crees). Por lo general, el ser humano siente predilección por lo dulce e incluso los dentríficos comerciales contienen algún tipo de sacarina (que no provoca caries) para conseguir un sabor más agradable. En España, por ejemplo, se registran algunos de los consumos más altos de Europa según la OMS, llegando a la elevada y peligrosa cifra de 90 gramos de azúcar diarios.

Muchas veces y como mencionábamos antes, ese azúcar no proviene de dulces o chocolatinas como tal sino de otros productos que consumimos a lo largo del día (galletitas saladas, bebidas vegetales, lácteos saborizados, zumos envasados, las pizzas congeladas o incluso aderezos como el vinagre de Módena). ¿El problema? Que a nuestro cerebro le encanta el azúcar y algunos estudios realizados con ratas han permitido observar que se puede sufrir síndrome de abstinencia al dejar de consumirlo. El azúcar proporciona al cerebro una sensación de placer que resulta casi adictiva y reducir su consumo a 0 tiene consecuencias drásticas para nuestro organismo. Si vas a dejar de consumir azúcar de manera parcial o bien de manera definitiva, esto es lo que le pasará a tu cuerpo.

Así reaccionará tu cuerpo

Tu presión arterial descenderá

La hipertensión es una de las consecuencias del exceso de azúcar, y no la sal, independientemente de nuestro peso corporal. De hecho, el azúcar aumenta la presión arterial más que la sal, pese a que siempre ha existido la tendencia a pensar lo contrario. 

Disminuye la posibilidad de sufrir un infarto

Aquellos que consumen un 25% de sus calorías (si no es más, lo cual es una auténtica barbaridad teniendo en cuenta que como mucho debería constituir el 5%) en forma de azúcar tienen el doble de posibilidades de sufrir paros cardíacos. 

Menos arrugas y una piel más sana

El azúcar también es un enemigo beauty, ya que daña las fibras de colágeno y, por lo tanto, con el paso del tiempo, promueve la aparición de líneas de expresión y arrugas. Esto se debe a que esta sustancia destruye la elastina y el colágeno de la piel a través de estructuras glicosiladas que se van acumulando, que constituyen el principal ‘sostén’ de la piel. Aparte, el exceso de azúcar también provoca acné.

Estarás enferma menos a menudo

Esto se debe a que el consumo de azúcar puede generar cierto impacto en nuestro sistema inmunológico. El azúcar puede o no actuar como un inmunosupresor, dependiendo de las condiciones en las que se encuentra nuestro cuerpo. El consumo excesivo de azúcar rompe el equilibrio de nutrientes del cuerpo, lo que desencadena una reacción de inflamación y alteración metabólica. No obstante, los efectos del azúcar en el sistema inmunitario varían dependiendo de si el huésped está infectado con una bacteria o un virus. Por este motivo, no se puede afirmar o negar con total certeza que el azúcar sea negativo para el sistema inmunitario.

leonor nieto garcia

Leonor Nieto García

¿El mejor plan? Salir de cañitas y pinchos. Periodista y Community Manager amante del buen comer, de compartir plato y experiencias y brindar con alegría por las cosas buenas.

Continúa leyendo