¿Realmente el agua de avena ayuda a adelgazar?

Esta bebida puede ayudar a perder peso, pero no es milagrosa. Te contamos todo lo que tienes que saber sobre ella.

El agua de avena es muy popular entre quienes buscan deshacerse de los kilos de más. A esta bebida se le atribuyen propiedades adelgazantes, depurativas y saciantes. Aunque es cierto que puede ayudar a perder peso, este producto no es milagroso ni muchísimo menos. Si quieres incluirlo en tu dieta, esto es todo lo que tienes que saber.

La avena es un alimento muy saludable. Mejora la digestión, ayuda a mantener el colesterol a raya, controla los niveles de azúcar en sangre... muchos son los beneficios de este producto probados por la ciencia. Por eso, no es de extrañar que muchas personas la incluyan en su dieta. A la hora de adelgazar, hay quien va más allá y se pasa al agua de avena.  Pero, ¿a qué nos referimos exactamente cuando hablamos de agua de avena? Pues bien, se trata simplemente de una bebida elaborada a base de copos de avena y agua, a los que se añaden saborizantes como vainilla, canela o algún endulzante. 

El agua de avena adelgaza: ¿mito o realidad?

Son muchas las propiedades que se le atribuyen al agua de avena: depurar el organismo, combatir la retención de líquidos y ayudarnos a perder peso, entre otras. Estas ventajas son, en cierto modo, engañosas. En lo referido a depurar el organismo, nuestro cuerpo ya es capaz de eliminar las sustancias de deshecho por sí mismo, no necesita 'ayuda externa'. Por otra parte, los beneficios del agua de avena a la hora de adelgazar y evitar la retención de líquidos no son mayores que los que nos aportaría el agua por sí sola.

Sin embargo, la propia avena contenida en esta bebida sí es una buena aliada para adelgazar según indican los estudios científicos. La clave está en su poder saciante. Este alimento es una estupenda fuente de hidratos de carbono de absorción lenta, por lo que te quita las ganas de comer durante bastante tiempo. Además, a nivel digestivo es una estupenda aliada gracias a su alto contenido en fibra, que facilita el tránsito intestinal siendo un alimento muy recomendado para aquellas personas que sufren de estreñimiento.

El agua de avena es beneficiosa gracias a su contenido en la avena propiamente dicha debido a la fibra, vitaminas y minerales que esta nos aporta. Por tanto, es buena para la salud, pero como también podría serlo un porridge, por ejemplo (o cualquier otra receta que incluya este cereal). Ahora bien, sí podría ayudarnos a perder peso si la elegimos como sustituta de las típicas bebidas comerciales azucaradas o la incluimos dentro de una dieta hipocalórica.

Por tanto, el agua de avena no es un producto milagroso ni por sí misma va a ayudarnos a deshacernos de los kilos de más. Recuerda que a la hora de perder peso, no hay nada más efectivo que ponerse en manos de un especialista que nos paute una dieta saludable en la que no falten proteínas de buena calidad, frutas, verduras... Y, por supuesto, llevar una vida activa.

Continúa leyendo