Reflexología para tus pies

Gracias a la reflexología podal mimarás todo tu cuerpo recobrando la vitalidad. Y sólo necesitas un ligero masaje.

Gracias a la reflexología podal mimarás todo tu cuerpo recobrando la vitalidad. Y sólo necesitas un ligero masaje.

 

Reflexología podal

“Conociendo tus pies y un poquito de reflexología podal podrás realizar simples masajes en tus zonas reflejas y estimular los puntos del cuerpo indicados para relajarte, e incluso calmar el dolor y eliminar toxinas”, explica Dana Bross, especialista en Medicina Integrativa, de Barcelona.

 

Una terapia manual

¿Qué es la reflexología podal? “Se trata de una terapia manual que busca el reequilibrio del organismo. Consiste en realizar un masaje en los pies, a partir de las zonas reflejas. Éstas son localizaciones que se encuentran en los pies y las manos, que se corresponden con cada extremidad, órgano y glándula del cuerpo”, dice la experta.

 

El masaje se lleva a cabo presionando detenidamente estos puntos reflejos, que tienen nervios periféricos que se conectan con el sistema nervioso y éste a su vez con las distintas partes de nuestro cuerpo.

Un masaje paso a paso

1- “Masajea todo el pie extendiendo por la superficie un poco de crema o aceite (añade unas gotas de lavanda para relajar aún más)”, dice Dana Bross.


2- “Graduando la presión y profundizando con los pulgares en el tejido, realizando movimientos circulares, masajea la zona central, debajo de los metatarsos, progresando hacia los laterales del pie. Así eliminas la tensión acumulada del día, estimulas el riñón y relajas el diafragma”.

 

3-“Sigue, con movimientos circulares, hacia la zona superior, abriendo los metatarsos, hasta llegar a los dedos. Esto alivia los problemas respiratorios. Masajea uno por uno cada dedo, desde la raíz hasta la punta, deteniéndote en el gordo (zona de la cabeza: alivia el estrés y las cefaleas)”.

Continúa leyendo