Remedios naturales para las quemaduras del sol

Esta es la época en que los paseos por la playa o por la montaña pueden dejar las marcas del sol en la piel. Toma nota de estas curas caseras que aliviarán las quemaduras.

Esta es la época en que los paseos por la playa o por la montaña pueden dejar las marcas del sol en la piel. Procura protegerte siempre bien y aplicar en repetidas ocasiones cremas de protección solar, no exponerte a los rayos de sol a las horas centrales del día y, cuando vuelvas a casa, darte una crema calmante, un aftersun o una hidratante.
Si a pesar de tus precauciones te quemas puedes poner en práctica estos remedios.

 

Trucos para aliviar quemaduras

 

Toma nota de estas curas caseras que aliviarán las quemaduras.


- Toma un baño de agua fría a la que habrás añadido una cucharadas de bicarbonato de sodio. Notarás un gran alivio ya que calma el escozor de las quemaduras. Permanece solo unos 15 minutos porque más tiempo puede resecar tu piel.

 

- Aplícate jugo de aloe vera. Si no tienes una planta de aloe en tu casa ¡corre a por una! Si tienes alguna quemadura corta una de sus hojas y aplícate el jugo. Repite la operación varias veces al día.

- Aplica frío en la zona. Empapa una toalla en la zona quemada, remojándola cada cierto tiempo. También puedes aplicar paños empapados en vinagre, ya que tiene propiedades antisépticas y calmantes.

 

- Licúa patatas y aplícate ese "puré" sobre la quemadura: cuando el emplasto se haya secado limpia la zona con agua.

 

- Corta un puerro en rodajas, aplícalo sobre la quemadura y cúbrelo con una gasa. Déjalo actuar unos minutos.

 

- Para evitar que salga ampolla, puedes poner una capa de cebolla sobre la quemadura.

 

- Puedes utilizar también emplastos de yogur o leche. No utilices nunca hielo para refrescar y bajar el ardor.

 

- El té de caléndula, aplicado en frío, es muy beneficioso para contrarrestar las quemaduras. Aplícalo en una compresa de algodón.

 

No obstante, si la quemadura es importante pregunta siempre a tu médico o farmaceútico.

Continúa leyendo