Rituales para dormir como un bebé

Diversos estudios han demostrado que mantener rutinas de sueño ayudan enormemente a dormir como un bebé.

Diversos estudios han demostrado que mantener rutinas de sueño ayudan enormemente a dormir como un bebé. Descubre aquí los consejos más esenciales para mejorar tu rutina de sueño.

La importancia de las rutinas

 

Las rutinas nos ayudan enormemente a tener un sueño de más calidad y, por lo tanto, mucho más reparador. Es importante crear hábitos que favorezcan nuestro sueño, por ejemplo, acostarnos siempre en torno a la misma hora, o estar un rato leyendo en la cama antes de dormir.

 

Crea un diario del sueño

 

Si tu sueño es inestable trata de, durante unos días, hacer una agenda de sueño. Anota la hora en la que sueles acostarte y tus hábitos más comunes: por ejemplo, las veces en las que te desvelas a lo largo de la noche, si te sueles levantar antes de tiempo... etc.

 

La luz: fundamental

 

La luminosidad es muy importante para nuestro reloj biológico y para nuestros ritmos circadianos (los procesos biológicos que varían en nuestro cuerpo). La luz activa, así que antes de dormir baja la intensidad de los alógenos, pon velas o utiliza las lámparas para que la luz cálida y suave te ayude a relajarte.

 

Evita los dispositivos electrónicos

 

El móvil, las tablets, el pc... trata de no utilizarlos al menos 2 horas antes de acostarte. Está demostrado que la luz azul que emiten los dispositivos led altera nuestros ciclos circadianos, perjudica nuestro sueño e incluso puede generar depresiones y perturbar nuestro humor. Así que ya sabes, ¡cambia el móvil por un buen libro!

Continúa leyendo