¿Sabes cómo se mide la eficacia de un método anticonceptivo?

Los especialistas usan el llamado "índice pearls", que mide el número de embarazos no planificados al año por cada cien mujeres. Ninguno de ellos, ni en condiciones óptimas, lo evita al 100 %.

  • Autora: Esther Martín del Campo

En la actualidad, el abanico de métodos anticonceptivos que permiten disfrutar de la sexualidad y elegir libremente la opción de tener o no tener hijos es ingente.

Cada uno de ellos tiene pros y contras que cada pareja tiene que valorar. Pero una preocupación común a todas ellas es la importancia de que el método funcione en la práctica. ¿Cómo se mide esto?

El llamado ‘índice pearls’

Modesto Rey, portavoz de la Sociedad Española de Contracepción (SEC), explica que los especialistas utilizan el denominado “Índice Pearls”.

Este indicador mide el número de embarazos no planificados por cada 100 mujeres al año.

Con esta variable se analizan dos escenarios distintos. Por una parte, la eficacia de estos, que hace referencia al IP obtenido en condiciones ideales, con un uso óptimo del anticonceptivo. Por otra, la efectividad, un indicador que se obtiene a partir del uso real que se hace de cada uno de los métodos.

Pues bien, Rey asegura que, a día de hoy “ningún método anticonceptivo presenta una eficacia del 100 %”. Es decir, en un contexto de cumplimiento ideal, ninguno de ellos es totalmente eficaz.

Por ello, desde hace tiempo, la SEC propone el denominado “doble método”, que consiste en la combinación de un método de alta eficacia (píldora, métodos quirúrgicos, DIU, etc.), con otro método de los que se denominan de barrera (preservativo, diafragma, etc.), lo que puede ofrecer un doble beneficio.

De esta manera, no solo se logra prevenir con mayores garantías el embarazo no deseado, sino también las enfermedades de transmisión sexual.

Los métodos quirúrgicos tampoco son infalibles

Aunque la impresión general es que estos nunca fallan, la realidad es otra. Modesto Rey nos explica que este tipo de tratamientos están sujetos a errores de procedimientos, como obra humana, pero que, en realidad, la mayoría de los embarazos tienen que ver con las posibilidades de permeabilización de las trompas o del conducto deferente, en el caso de la vasectomía.

Continúa leyendo