¿Se puede perder peso sin hacer dieta y caminando?

Todo depende para la respuesta a esta cuestión de qué entendamos por hacer dieta, ya que esto también puede ser, simplemente, comer de forma saludable, con una alimentación rica en verduras y frutas.

Pexels
Pexels

Hacer dieta es un concepto equivocado en buena parte de la sociedad. No existen las dietas milagros ni tampoco, salvo casos concretos -personas obesas, deportistas profesionales, problemas de salud que desaconsejen ciertos alimentos…-, los planes de alimentación restrictivos que sean saludables. Existe, en cambio, una forma de “hacer dieta” muy recomendable: comer de forma variada en base a un plan que dé prioridad a las verduras y las frutas, y que limite al máximo los ultraprocesados y las carnes rojas, entre otros alimentos.

Por lo tanto, teniendo en cuenta además de que adelgazar o engordar viene dado por la operación matemática de calorías ingeridas versus calorías consumidas, es fundamental comer bien para poder mantener un peso saludable, y todavía más para perderlo. Pero este cimiento no se sostiene solo, sino que debe ir acompañado de otros dos: en menor medida, del descanso; y en mayor medida, de la actividad deportiva. 

Hay personas que adelgazan por una cuestión estética, pero no se dan cuenta de que también está en juego su salud. Por eso, es fundamental hacerlo de forma responsable, limitando el efecto rebote y apostando por un proceso sostenible. Poco a poco, con una alimentación completa y una actividad física diaria, los resultados llegarán. Y ni siquiera hace falta salir a correr o ir al gimnasio, sino que basta, si la alimentación es adecuada, con salir a caminar rápido media hora al día. 

Lógicamente, caminar no es la actividad deportiva más intensa que existe pero es efectiva para acompañar a una alimentación saludable. Sobre todo si se hace a diario, durante al menos media hora al día y a un ritmo intenso, alrededor del 60 o 70% de tu frecuencia cardiaca máxima. En total, para mantener un peso estable a través de la dieta y el caminar, es recomendable andar unos 150 minutos a la semana, alrededor de media hora al día al menos cinco días. 

Particularidades de cada persona

Pero para saber si caminar es efectivo realmente es importante tener en cuenta las particularidades de cada persona, ya que cada uno tenemos una altura, un peso y una edad. También una actividad profesional: las hay sedentarias o exigentes a nivel físico. Y, sobre todo, cada uno ingiere de media un número concreto de calorías. Y esto nos devuelve a la casilla de salida: sin una correcta dieta, no hay forma de adelgazar caminando. 

Como mucho, se podrán retener en el tiempo las consecuencias de la mala alimentación y se ayudará a la salud a estar un poquito más fuerte -pero es no andar, para que nos entendamos-, pero es absolutamente imprescindible unir ambas variables en la misma ecuación, deporte y alimentación, para que caminar sea una actividad que repercuta sobre el peso corporal en un sentido positivo. 

Continúa leyendo