Vídeo de la semana

Seis alimentos duraderos que siempre tendrías que tener en tu despensa

Estos grupos de alimentos se conservan bien con el tiempo, por lo que siempre deberías tenerlos en tu cocina. ¡Te sacarán de un apuro!

alimentos duraderos
iStock

Llenar el armario de tu cocina con estos elementos y alimentos esenciales puede garantizarte tener lista una comida saludable en cualquier momento que lo necesites. Estos son los seis grupos de alimentos duraderos que siempre tendrías que tener guardados en la despensa. ¡Toma nota de ellos!

Cereales integrales: El arroz integral, la quinoa, la pasta de trigo integral, la avena y las hojuelas de salvado son solo algunos ejemplos de la amplia gama de productos secos que contienen granos integrales y que son fáciles de almacenar en la despensa durante mucho tiempo. Estos alimentos pueden ofrecer mucha fibra saludable y carbohidratos complejos que aportan energía. En particular, la avena puede servirte como un desayuno abundante y rápido que tiene la fibra necesaria para ayudarte a sentirse satisfecha por más tiempo. La quinoa, por su parte, es un excelente acompañamiento para la cena que se puede agregar a ensaladas y la pasta seca de grano entero es una excelente opción para tener a mano cuando quieras preparar algo más elaborado que los clásicos espaguetis.

Conservas de carne y de pescado: El enlatado también puede salir a tu rescate cuando se trata de proteínas animales. Tener atún enlatado, salmón enlatado y pollo enlatado a mano significa que tendrás fácil acceso a proteínas magras de alto valor biológico y saludables en cualquier momento que las necesites. Usa atún enlatado y pasta integral para hacer una ensalada como cena ligera perfecta. O simplemente escurre el atún y agrégalo a una ensalada de hojas verdes. El pollo enlatado también te servirá para preparar sándwiches, revueltos y ensaladas de todo tipo.

conservas
iStock

Conservas de frutas y verduras: Cuando se comercializó por primera vez a principios del siglo XX, el enlatado cambió la forma en que se comía el mundo. Poder conservar y almacenar de forma segura alimentos frescos como verduras y frutas hizo que el acceso a alimentos nutritivos fuera mucho más fácil, y sigue siendo así. ¿Las mejores opciones? Tomates enlatados, una base excelente para un guiso abundante, guisantes o el maíz que también son una excelente adición a las sopas, guisos o salteados y puré de manzana, para cuando te apetezca algo más dulce.

Legumbres enlatadas: Garbanzos, judías y lentejas enlatadas son ricas en proteínas y fibra. Todo tipo de frijoles enlatados son una fuente rápida de proteínas de origen vegetal y pueden ser una adición maravillosa y saludable a muchas comidas y platos. Además, durán muchísimo tiempo.

Mantequillas de nueces: La mantequilla de cacahuete ya no es solo cosa de niños. Con un alto contenido de grasas saludables y proteínas, las mantequillas de frutos secos (avellanas, almendras, nueces, cacahuetes…) son un alimento básico excelente para tener a mano en todo momento, sobre todo para preparar postres y snacks sanos.

Aceites saludables: Tener una despensa abastecida significa también almacenar los ingredientes que necesitarás para preparar adecuadamente esos alimentos, incluidos los aceites saludables como el aceite de oliva extra virgen, el aceite de aguacate o el aceite de canola. ¡Que no falten en tu cocina!

Continúa leyendo