Seis recetas fáciles para hacer en casa con una buena mayonesa casera

Cuando la hagas por primera vez te darás cuenta de todo el tiempo que has tirado comprando de bote esta salsa que puedes utilizar en muchas combinaciones sencillas y efectivas.

El en el reino de las salsas, la mayonesa es la reina. Nos podemos poner como queramos en contra de este argumento, pero es la verdad. Los hay que dirán que el ketchup lo es más, pero este no es tan versátil como la mayonesa. Gusta a casi todo el mundo y la puedes usar con todo tipo de materia prima. El único “pequeño” problema que hay con ella es que las versiones de bote le llevan tiempo haciendo daño a su esencia. Es lógico el miedo a la salmonelosis, pero no tanto el de la falta de tiempo, porque esta salsa casera se hace en cinco minutos en casa. 

La clave esta emulsión es la yema del huevo, que es la que permite conseguir esa textura inconfundible, y el aceite, donde cada maestrillo tiene su librillo. Dependiendo de la intensidad que busques en ella, usarás uno u otro, pero ten en cuenta que el objetivo deseado es que esté equilibrado el sabor en general. 

De todas formas, no es este un post para contarte cómo se hace la mayonesa. Es un texto para compartir recetas sencillas que puedes hacer en casa en las que esta salsa juegue un papel importante. Ojo, la versión clásica, ni de aguacate, ni de ajos ni de wasabi, ni vegana, por citar algunas de las versiones sorprendentes que se pueden hacer a partir del concepto mayonesa. Nuestra recomendación es que la hagas casera, no te arrepentirás, y sobre todo lo agradecerá el resultado de los platos que te vamos a describir a continuación. 

Ensaladilla rusa

No hay receta más rica que una ensaladilla rusa bien hecha. Tan buena está que hasta en invierno, pese a ser un plato, entra bien. Además, versiones hay muchas, como te contamos aquí, es decir que puedes adaptarla a tu gusto al 100%. Eso sí, la mayonesa no puede faltar para ligar el conjunto de ingredientes que elijas.

Pescado al horno con tomate y mayonesa

Una de las recetas más sencillas del puedes hacer en casa para comer pescado es pedir un lomo grande de pescadilla o merluza, ponerlo en una bandeja de barro, pintarle una capa de mayonesa fina por encima y cubrir con salsa de tomate. Si esta es casera mejor que mejor, pero si quieres hacerlo exprés puedes utilizar algún bote de tomate concentrado, a poder ser sin azúcar en su composición. 

Huevos rellenos

Aunque puedes innovar todo lo que quieras, la mayonesa es un clásico que se ha ganado su fama por lo bien que remata recetas tradicionales. Los huevos rellenos de toda la vida con atún, tomate y esta salsa son un ejemplo perfecto de ello. Una receta rápida, nutritiva y muy resultona. Se puede tomar como primero e incluso como entrante.

Hamburguesa de pescado

mayonesa
Mayonesa (Foto: iStock)

No solo de carne o veganas se pueden hacer grandes hamburguesas en casa. La de bonito, por ejemplo, te sorprenderá para bien, especialmente si te cuesta comer pescado. Y en esta hamburguesa que puedes combinar con los productos vegetales que más te gusten, nada como una buena mayonesa como salsa principal. Hay quien la hace un pelín especial poniéndole un toque de wasabi, por ejemplo, pero la clásica ya funciona fenomenal con la carne de bonito. 

Ensalada de arroz con mayonesa

A veces nos complicamos demasiado con las vinagretas para darle vidilla a las ensaladas que preparamos en casa. Con un poquito de la mayonesa que hayas preparado para alguna otra receta puedes sacar una comida rápida y saludable adelante en muy poco tiempo. Cuece arroz -basmati si tienes en casa- para que sea la base de la ensalada y añade pollo, zanahoria rallada, tomate y alguna otra verdura al gusto, pica un poco de perejil o alguna otra hierba aromática suave, y mezcla todo con mayonesa casera.

Bizcocho de chocolate y mayonesa

La primera que leí que se podía hacer una receta dulce con mayonesa mi cabeza estalló, pero luego probé un bizcocho casero de chocolate negro que en la masa lleva un poquito de esta salsa y me quedé gratamente sorprendido. La clave es que suaviza al chocolate, le da más esponjosidad y encima le aporta otros matices distintos al clásico bollo. Muy recomendable probarlo al menos una vez en casa. La receta al detalle está ampliamente extendida por internet.

Rubén García

Rubén García

Durante años me dediqué a la comunicación deportiva, pero me di cuenta a tiempo de que en mi otra gran pasión, la gastronomía, no era tan alto el riesgo de sufrir esguinces de tobillo. Ser "entrenador personal" del paladar es mucho más placentero. Yo me lo guiso, yo me lo como, y de paso lo comparto, porque las comidas inolvidables son las que se disfrutan en buena compañía.

Continúa leyendo