Semillas de chía: ¡incorpóralas a tu dieta!

Las semillas de chía son una potente fuente de fibra, además de ser antioxidantes y aportar grasas de calidad como el Omega-3 y minerales como el hierro o el calcio. ¡Añádelas a tus platos!

Los últimos años se han convertido en un must en cualquier dieta, y no es para menos. Las semillas de chía son una fuente importante de sustancias antioxidantes, además de aportar ácidos grasos Omega 3 y minerales como el hierro, el calcio, el manganeso o selenio entre otros. Además, son "una gran fuente de fibra en forma de mucílagos que servirán para alimentar a tu microbiota intestinal y mantenerla sana", explica Anabel Fernández, dietista-nutricionista y directora de KOA.

¿Cómo tomarlas?

Se pueden incluir en muchísimos platos, pues no alteran su sabor. "Lo mejor, para aprovechar todos sus nutrientes es dejarlas en remojo unos minutos", dice la nutricionista, que nos cuenta sus tres platos favoritos:

  • Pudding de chía: deja 3 cucharadas de chía en remojo por la noche con 100 ml de leche o 100 ml de yogur y añade fruta por encima la mañana siguiente. Puedes cambiar la leche por bebida vegetal sin azúcar si no la toleras bien. "Una de mis formas favoritas es triturar la leche o la bebida de avena con 1-2 onzas chocolate negro del 80 % y añadir entonces las semillas. ¡Está delicioso!", afirma. La nuestra es con fresas y mango.
  • Agua con limón y chía: una opción muy fácil es mezclar el agua de bebida con las semillas para irlas tomando durante el día. Puedes mezclar 3 cucharadas con 1 litro de agua y, si quieres más sabor, añadir zumo de limón y un poco de menta o simplemente hacer la mezcla en un vaso de infusión. En este caso el calor hará que se reblandezcan todavía antes así que casi no tendrás que esperar para poder consumirlas.
  • Smothies con chía: cuando empieza el calor, una forma deliciosa de tomar chía es triturándola con fruta. Tritura un poco de sandía con 2 cucharadas de chía y un poco de lima y te despertarás llena de energía y ganas de comerte el día.

¿Cuántas debería tomar a la semana?

Aunque no hay una cantidad esblecida en el consumo de las semillas de chía, lo habitual es recomendar unas dos o tres cucharadas al día. Según la experta, "no son imprescindibles para llevar una dieta saludable pero pueden ser una buena forma de aportar una gran cantidad de nutrientes con sólo unas cucharadas de este alimento". Eso sí, podrías llegar a sentirte inflada o con más gases si incorporas esa cantidad directamente a tu dieta, "ya que el intestino, en ocasiones, se tiene que ir acostumbrando al aumento de fibra". En ese caso, lo mejor es que empieces por una cucharada y vayas aumentando la dosis paulatinamente.

Continúa leyendo