Sistema del 'plato de Harvard', come sano y pierde peso

Este plan de alimentación se basa en el equilibrio, la planificación y una apuesta por el consumo de alimentos de calidad.

  • Por Sara Menéndez

¿Qué mejor que planificar las comidas de manera conceptual y visual? Es lo que consigue el ‘plato de Harvard’, un método ideado por la universidad americana que le da nombre y que es “una de las herramientas que más se está utilizando en las consultas de educación nutricional y en el ámbito comunitario”.

Así lo afirma la dietista nutricionista Adriana Oroz, dietista nutricionista y graduada en Nutrición Humana y Dietética por la Universidad de Navarra (@adristylelife en Instagram), que acaba de publicar con la editorial Zenith su libro El método del plato. Recetas fáciles para planificar tus menús y comer de manera saludable, en el que explica y explora las posibilidades que ofrece esta herramienta a la hora de “planificar las comidas y cenas para asegurar que sean equilibradas y completas sin excluir ningún grupo de alimentos”.

Planificar menús beneficiosos para el organismo a la par que variados y atractivos es posible. Solo hay que seguir unas premisas más fáciles de lo que piensas y tu manera de alimentarte cambiará para siempre. Para ella, "más que una dieta se trata de un método de alimentación a largo plazo". Por ello, te vamos a explicar las pautas que debes seguir para realizarlo con éxito.

Principales consejos

Estas son las indicaciones esenciales de la experta:

  • Come de manera consciente, despacio y tranquilamente. Te saciarás antes y evitarás problemas digestivos. Las flatulencias es uno de los problemas más comunes que ocurre por comer demasiado rápido.
  • flexible. No pretendas llevar una alimentación perfecta siempre. Si, por alguna razón, has comido algo diferente o de más, no pasa nada. Trata de recuperar y retomar tus hábitos en cuanto puedas. Evita obsesionarte y tómatelo como una carrera de fondo.
  • Escucha a tus emociones. Las apetencias existen y es normal que, en ocasiones, ansíes ciertos alimentos: puedes tomarlos. El problema viene cuando estableces un hábito de comer ciertos alimentos y la razón es la ansiedad o un sentimiento que experimentas. Entonces sí que sería interesante acudir a un psicólogo, para que te ayude a mejorar la gestión de las emociones para que esta no comprometa tus hábitos y salud. Hay que cuidar nuestra relación con la comida.
  • Aprende a decir que no, a comer por decisión propia, no por inercia. Cambia el “no puedo comer” por “no quiero, porque sé que esto no me beneficia en mi objetivo”.

Cómo es el plato

Es muy fácil. Se trata de dividir el plato en tres secciones: una mitad y dos cuartos. La mitad debe estar integrada por verduras y hortalizas; un cuarto, por cereales integrales o tubérculos; y el otro cuarto, por carnes, pescado, huevos o legumbres. Todo ello complementado con fruta fresca y grasas saludables. Así, aunque la base de la comida sean los vegetales, se consumen las cantidades suficientes de hidratos de carbono, grasas y proteínas necesarios para un óptimo rendimiento mental y físico diario. Esta metodología es válida tanto para comidas como para cenas.

El 'plato de Harvard' es la herramienta estrella de los nutricionistas en la actualidad.

Continúa leyendo