Socorro, me salen padrastros

Los padrastros son pequeños trozos de piel que se levantan alrededor de las uñas, a veces antiestéticos y siempre dolorosos, especialmente cuando se infectan.

Los padrastros son pequeños trozos de piel que se levantan alrededor de las uñas, a veces antiestéticos y siempre dolorosos, especialmente cuando se infectan.

 

¿Cómo se forman? Cada uña, tanto la de las manos como las de los pies, tiene a su alrededor una cutícula, es decir, una capa de piel fina y endurecida. La piel inmediatamente anterior a dicha cutícula está sometida a tensión permanentemente, mientras las uñas crecen, y por eso a veces, si se dan ciertas condiciones, se rasgan y surgen los padrastros.

 

Entre las cosas que favorecen su aparición está la manía de morderse las uñas, pero no solo eso. También tener la piel de la zona débil y deshidratada favorece que la zona se rasgue. Así que, para evitarlos, lo primero que tienes que hacer, además de dejar de morderte las uñas si es que tienes ese hábito tan malsano, es usar una buena crema de manos a diario y tomar agua abundante, para garantizar la hidratación de la piel.

Otra cosa que puedes hacer para prevenirlos es usar guantes cuando vayas a fregar platos o lavar a mano, aunque sea un poco. Muchas mujeres no se los ponen, con la excusa de que no tienen costumbre o que van a lavar muy poco, sin pensar que el agua y, sobre todo, los detergentes, significan una agresión a la piel. Y si ya los tienes, la mejor manera de quitarlos es usar una tijera con cutículas (no olvides desinfectarla antes con alcohol).

 

Hay personas que además sumergen antes el dedo en agua caliente, para ablandar la cutícula y la piel y cortarla mejor. En cualquier caso, deberás estar muy pendiente por si se te infectan, pues, además de doler bastante, se te enrojecerán y hasta llenarán de pus. Si esto ocurriera, deberás acudir al médico, que en casos extremos puede decidir el uso de antibióticos (en crema u orales).

Continúa leyendo