¡Stop a las Ideas Tóxicas!

"Si lo intento, seguro que me sale mal". ¿Cuántas veces te has dicho  esta frase? Las ideas tóxicas contaminan nuestro estado de ánimo, bajan nuestra  autoestima y  son un freno para seguir adelante.  Se trata de programaciones mentales nocivas que nuestro cerebro ha registrado en los primeros años de nuestra vida a partir de referentes como los padres, educadores... Nos perjudican y condicionan muchas de nuestras respuestas; nos impiden estar bien en nuestra propia piel y crecer como personas, evolucionar. Y es que las palabras -tanto las de los demás como las nuestras- crean nuestra realidad, modulan nuestro pensamiento y nuestras emociones.
¿Cómo podemos contraatacar las ideas tóxicas? Con mensajes positivos. Equípate con una serie de frases optimistas razonadas, basadas en tus logros y metas hasta ahora, escríbelas y repítelas mentalmente en voz alta, a lo largo del día, para cultivar tu confianza. Aunque parezca mentir, poco a poco se instalarán en tu mente. Cuando escuches en tu interior una frase negativa que te mine, di en voz alta una positiva (verás como la nociva pierde fuerza con el tiempo, mientras que tú la ganas).
Por ejemplo, si sueles  decirte "soy incapaz de conseguirlo", usa frases antídoto como "Soy capaz de lo que me proponga", "Confío en mis propios recursos", "Cada día disfruto más con los retos"...

Continúa leyendo