¡Súbete a la Bici!

Pedalear reduce el colesterol malo y aumenta el bueno, regula la presión arterial, fortalece el corazón, mejora la memoria, aumenta la coordinación, estimula el sistema inmunológico, mejora el estado de ánimo, combate las infecciones, etc. Diversos estudios afirman que con tan sólo 10 minutos diarios mejorarás tus músculos, tu circulación y tus articulaciones; que a partir de 30 minutos, tu corazón te lo agradecerá; que si haces unos 60 minutos activarás el metabolismo de las grasas.
Además se trata de una actividad física de bajo impacto, por lo que tus articulaciones y cartílagos  no sufrirán. También podrás combatir las varices e impedir que nuevas venitas se comen, favorecerás el drenaje linfático y eso, a su vez, te ayudará a prevenir la celulitis. Aquí tienes unos cuantos consejos:
-¿Cómo hacerlo? Calienta tus músculos y articulaciones pedaleando a una velocidad suave durante 5 minutos. Aumenta el ritmo; hazlo poco a poco hasta llegar a tu rimo natural  de rodaje: en el que notes el esfuerzo pero puedas mantenerlo durante 15 minutos sin desfallecer. Luego, fuerza el ritmo: ve a tope durante 3 o 4 minutos y vuelve  a tu ritmo natural. Esto se conoce como entrenamiento interválico y es una manera muy efectiva de quemar grasa. Puedes repetirlo varias veces durante tu paseo. Finaliza con un ritmo de pedaleo suave.

-El ritmo de pedaleo ideal. Debe ser de entre 79 y 90 revolucuione spor minuto (r.p.m.). Para medirlo cuenta las veces que tu pie derecho pasa por el punto de inicio de tu pedaleo durante 20 segundos y multiplícalo por tres.

-La altura del sillín: debe ir ajustado con el largo de tus piernas y el eje de tus articulaciones. Debes colocarlo a una altura en la que pedalee con las rodillas semiflexionadas. Para asegurarte, ponte de pie al lado de la bici y ajústala a la misma altura de tu cadera.

-Postura: mantén el torso ligeramente inclinado hacia delante (en posición de cuchara), lleva la barbilla suavemente hacia el pecho; esto hará que la musculatura abdominal se active para mantener la estabilidad de la columna durante el ejercicio.

Continúa leyendo