Vídeo de la semana

¿Sufres Estrés Visual

Vista cansada, visión borrosa, dolor de cabeza o muscular en la zona cervical y en la espalda,  fatiga general... son algunas de las manifestaciones de quienes  pasan demasiadas horas delante de una pantalla de ordenador. Y todo puede deberse a la misma patología: el estrés visual. Un problema que afecta al 80 % de las persons que trabajan más de ocho horas con el ordenador.
La fatiga o estrés visual se conoce tambien como astenopatía. Y no se trata de disminución de la función visual, sino de las molestias causadas por un esfuerzo voluntario del aparato visual para acomodar y ajustar la vista a la siruación. Según la Sociedad Española de Oftamología, los síntomas más habituales de la astenopía son: malestar ocular con tensión ocular, visión borrosa, visión doble, sensación de cansancio ocular y pesadez en los ojos; enrojecimiento ocular, escozor y aumento de la secreción de lágrimas; disminución de la agudeza visual y percepción borrosa de los objetos; y dolor de cabeza. Estos síntomas son muy comunes en quienes realizan su trabajo a corta distancia y durante periodos de tiempo prolongados, es decir, quienes someten  la vista a una situación de estrés continuo.
¿Qué está en nuestras manos para evitarlo? Seguir ciertas pautas ergonómicas:
-La inclinación de la superficie de trabajo debe ser unos 25 grados a partir de la superficie horizontal, para reducir la tensión en la cabeza, los hombros, el cuello y los ojos.
-La silla debe tener un respaldo adecuado que facilite sentarse en una postura equilibrada. Es importante que pueda regularse la altura del asiento y la alineación del respaldo. La espalda debe estar recta, con los pies apoyados sobre un soporte y con una posición del tórax que permita respiraciones profundas. -Cuando se trabaje "de cerca", el codo ha de estar en el escritorio y los nudillos, en la barbilla, con una pequeña inclinación de la cabeza hacia abajo. (suele ser de 40 centímetros).
-Tan importante es una adecuada iluminación general (preferible que sea natural) como una centrada en el área de trabajo, que debe ser por lo menos tres veces más intensa que la de fondo. Esta luz directa debe entrar por el lado opuesto a la mano que se utilice para evitar sombras. Hay que tener cuidado con los reflejos y contrastes del mobiliario que provocan que se tomen posturas incorrectas para sortearlos.
-Hacer descansos para enfocar la vista a distancia. Es idóneo tomarse un minuto por cada 15 para disminuir la fatiga ocular.

Continúa leyendo