Supera tu miedo a volar

Muchas tenemos pánico a subirnos a un avión. Sigue nuestros consejos para no pasarlo tan mal cuando tengas que usar este medio de transporte.

A pesar de ser el medio de transporte más fiable, son muchos los que sufren ataques de pánico cuando tienen que coger un avión. Existen métodos para que este miedo se reduzca e incluso se pueda superar totalmente.

 

Una de las fobias más frecuentes

 

El avión es el medio de transporte más seguro, pero la dimensión de sus accidentes -inusuales- nos traumatiza a todos. Además, muchas personas tienen auténtico pánico a coger un avión... “La aerofobia (miedo a volar) es una de las fobias más frecuentes en la población”, explica la psicóloga clínica Francisca Barba de Lmental. Además, puede estar asociada a otras fobias, como el miedo a los espacios cerrados (claustrofobia) o a las alturas (acrofobia).

 

Cuestión de grados

 

No hay una única forma de vivir este temor, existen diferentes grados: “Algunas personas se ponen nerviosas en el despegue, en el aterrizaje o si hay turbulencias. Otras pueden sufrir ataques de pánico. Incluso las hay que directamente evitan coger un avión, aunque esto implique que el viaje alternativo sea más largo o caro”, señala la experta.

 

¿Qué hay detrás?

 

Sobre todo, una mala asociación. “Quien lo padece vincula volar con algo estresante, con una amenaza de la que no puede escapar, y ahí surge el miedo. A veces es incapacitante, ya que puede llegar a afectar al funcionamiento diario de la persona cuando se necesita viajar de forma asidua”, dice. Surgen pensamientos negativos del tipo ‘seguro que va a sufrir un accidente y se cae’; ‘¿sabrá el piloto manejar la situación si hay turbulencias?’..., que desencadenan crisis de ansiedad.

 

Claves para superarlo

 

Entrena tu imaginación

Conforme se acerca la fecha, visualiza lo que vas a hacer para el viaje de forma exitosa, desde que vas al aeropuerto hasta que aterrizas. Imagínate afrontando la situación con seguridad.

 

Ve con tiempo

Las prisas, junto con el temor a perder el avión, pueden generar más estrés incluso antes de llegar al aeropuerto. Por eso, se recomienda salir de casa con tiempo suficiente para llegar tranquilamente y poder relajarse: usa ese tiempo para calmarte (respira hondo...).

 

Distráete

“No te centres en tu miedo”, dice la psicóloga. Busca distracciones. Por ejemplo, escucha música, que genera emociones positivas y evita los pensamientos negativos; lee revistas, libros...

 

Verbaliza mensajes positivos

Trata de decirte frases relajantes o que te aporten seguridad. Por ejemplo, la simple información sobre la seguridad de este medio de transporte. Repítelos hasta que notes que la ansiedad va disminuyendo.

 

Terapia cognitivo - conductual

 

“Consiste en explicar en qué estriba el miedo, por qué surge, buscar su origen, cómo nos afecta y por qué seguimos manteniendo esta inseguridad. Se enseñan técnicas de control para reducir la ansiedad. Por ejemplo, métodos de relajación. Luego, nos exponemos al miedo para aprender a afrontarlo de forma paulatina. Puede hacerse mediante programas de realidad virtual o durante simulaciones de vuelos reales”.

 

Nuestro testimonio

 

Mónica, 38 años: "Poco a poco lo voy superando"

"Nunca he tenido un accidente en un avión. Pero me daban pánico y, parecerá una tontería, pero sobre todo pensaba en que en cualquier momento podía faltar el aire en la cabina o que me iban a estallar los oídos. Yo procuraba no volar en avión (¡y me encanta viajar, imaginaos el hándicap!). Así he estado muchos años hasta que un día, navegando por Internet, vi todos los cursos que existen para superarlo. ¡Vaya, parecía que no era la única persona con este pánico! He acudido a uno y comienzo a superarlo. Por eso os escribo: quiero que la gente sepa que hay soluciones. ¡Gracias!”.

Continúa leyendo