¿Te Faltan Pilas ¡Toma Coenzima Q10!

¿Sabes qué es la Coenzima Q10? Se trata de una enzima, moléculas imprescindibles para muchas de las funciones de nuestro organismo (facilitan que trabaje de forma más eficiente). Concretamente, la coenzima Q10 ayuda a 'fabricar energía', vital para iniciar el proceso de conversión de los alimentos en energía. ¿Cómo la obtenemos? Nuestro cuerpo la consigue a través de la dieta y transformando otras coenzimas. Lo malo es que la Coenzima Q10 de los alimentos se destruye fácilmente en los métodos actuales de procesamiento alimentario. Además, nuestra capacidad para obtenerla disminuye con el envejecimiento y, sobre todo, en situaciones de continuo estrés.
¿Para qué sirve? Para mucho, toma nota:
-Fortalece el sistema inmunológico, ya que aumenta la utilización del oxígeno, sobre todo en momentos de estrés (favorece la función de las células del sistema inmune). De ahí que sea importante en personas con cáncer. En general, mejora el tono vital.
-Alivia los problemas de corazón (infarto), pues es uno de los nutrientes principales del tejido cardiaco (favorece la oxigenación y combate los radicales libres). Se trata de patologías que suelen aparecer a los cincuenta años, justo cuando se reduce la síntesis de coenzima Q10.
-Ayuda a reducir el peso de manera natural, dado que aumenta al enrgía y facilita la combustión de las grasas (las personas obesas y quiens siguen dietas muy estrictas suelen presentar niveles bajos de ella). En estos casos, es recomendable combinarla con un suplemento de L-Carnitina, ya que ésta facilita que la grasa del interior de las mitocondrias se queme.
-Ralentiza el envejecimiento, debido a su poder antioxidante (neutraliza los radicales libres). Su acción antioxidante es similar a la de las vitaminas E y K, pues inhiben la destrucción celular provocada por los radicales libres neutralizándolos mediante la oxigenación.
-Mejora la calidad de vida de quienes padecen distrofia muscular (poseen niveles reducidos de coenzima Q10). Además, beneficia a alteraciones como la esclerosis múltiple, el alzhéimer, el lupus, la esquizofrenia, el dolor, la fatiga y la intolerancia al ejercicio (ideal para deportistas).
-Los odontólogos la recomiendan en caso de gingivitis (sangrado de las encías) y tras las intervendiones dentales para evitar inflamaciones.
¿Dónde conseguirla? En farmacias y herbolarios (asegúrate de que es de una marca de prestigio).

Continúa leyendo