Test contra las migrañas

¿Sabías que algunas migrañas de origen alimentario pueden detectarse mediante un simple test?

¿Sabías que algunas migrañas de origen alimentario pueden detectarse mediante un simple test?

 

Se calcula que unos cinco millones de españoles padecen migraña (muchos son mujeres, porque los estrógenos tienen un papel importante en su desencadenamiento) y cada vez son más los que se benefician de un descubrimiento relativamente reciente: parece ser que algunas migrañas tienen su origen en un desequilibrio entre la histamina (un elemento digerido a través de la dieta) y la enzima DiAminoOxidasa (DAO), presente en nuestro organismo.

 

Estas migrañas de origen alimentario ya se pueden detectar, desde hace pocos años, mediante un simple test, para tomar las medidas oportunas (básicamente ingerir suplementos alimenticios o reducir el consumo de determinados nutrientes).

 

¿Pero qué es exactamente la histamina? Se trata de una molécula presente en muchos alimentos que consumimos diariamente. El problema no son los alimentos en sí, ya que en condiciones normales la histamina se degrada y metaboliza gracias a la enzima DAO.

 

El problema aparece cuando nuestro organismo es incapaz de metabolizarla y causa efectos adversos, uno de los cuales es la migraña. Lo que hace el test es detectar, mediante el análisis del nivel de actividad de la DAO, si el origen de esa migraña está en la alimentación o no. Si fuera así, la hipervitaminosis se trata de dos maneras: con suplementos alimenticios o restringiendo la ingesta de los alimentos que tienen mayor concentración de la misma (a veces con una mezcla de ambas).

Los más ricos en histamina, y por tanto aquellos que pueden sentar mal a personas predispuestas, son los que llevan un largo proceso de maduración o se almacenan durante bastante tiempo, como las conservas. Pero la lista incluye también frutas (fresa, naranja, piña, plátano) y verduras como los tomates, las espinacas o las berenjenas.

 

Quesos curados, embutidos, ahumados, salchichas, pescado azul y marisco tienen también cantidades importantes de histamina. Y también el chocolate y bebidas fermentadas como el vino tinto y el cava. El Test DAO mide la actividad de esta enzima y expresa los resultados en HDV (Unidades Degradantes de Histamina).

 

Si el test arroja un valor por debajo de 80 HDV, se considera que existe una intolerancia a la histamina moderada; si el valor es inferior a 40, hablamos de niveles elevados de intolerancia. Hay que recordar que esta deficiencia enzimática puede tener tres orígenes diferentes: genético, patológico (parece tener cierta relación con enfermedades inflamatorias intestinales como la colitis ulcerosa o la enfermedad de Crohn..). Y farmacológico (algunos medicamentos bloquean o hinbiben la DAO).

También te puede interesar:

Continúa leyendo