Todo lo que deberías saber sobre el agua mineral (y por qué deberías tomarla este verano)

¿Realmente conoces todo sobre este liquido esencial para la vida?

A pesar de que cada verano se recalca lo necesario que es beber agua, realmente no se conoce demasiado sobre el líquido más importante para la vida. ¿Cuál es exactamente su composición? ¿Cuánta agua necesitamos tomar exactamente? ¿Hay aguas que son mejores que otras? ¿Qué llamamos al agua mineral?

El agua mineral es como su nombre indica, un agua que contiene minerales y otras sustancias disueltas en ella como gases, sales u otros compuestos. Se crea como resultado de un proceso natural, que comienza cuando el agua de la lluvia o de la nieve se filtra entre las montañas y rocas. Allí, va adquiriendo una serie de minerales hasta que finalmente llega a los acuíferos o manantiales, lugares donde el agua está protegida y brota de manera natural gracias a buenas condiciones de temperatura y humedad. Este agua se envasa en botellas, manteniendo intactas sus propiedades y su composición.

¿Hay diferencias entre las aguas minerales? 

Dependiendo del residuo seco, sí. Hace referencia a la cantidad de minerales que quedan después de someter el agua a altas temperaturas, para que se evapore. Este parámetro indica la mineralización del agua: se considera agua de mineralización débil a aquella que posee entre 51 y 500 mg de residuo seco por litro; y agua de mineralización muy débil a aquella que posee un residuo seco por litro inferior a 51 mg. El agua de mineralización muy débil es perfectamente válida para hidratar el organismo, pero como es lógico, es menos nutritiva que el agua que contiene más minerales.

También hay otro tipo de agua: la alcalina. Un agua que ha sido alterada e ionizada para aumentar su nivel de pH. El agua alcalina tiene un nivel de pH de aproximadamente 8 o 9 (mientras que el agua corriente se encuentra en el 7) y está relacionada con su capacidad para neutralizar la acidez en el cuerpo.

todo lo que deberías saber sobre el agua mineral
Pexels

¿El agua engorda?

El agua no engorda ni adelgaza por sí misma, ya que no aporta energía. Lo único que puede producir es sensación de saciedad (y de mayor aumento de volumen), algo que realmente nos hará comer menos y por lo tanto, adelgazar. 

¿Cuánta agua tomar?

La Agencia Europea de Seguridad Alimentaria recomienda una ingesta total diaria de agua de de 2,5 litros para los hombres y de 2 litros para las mujeres. Una cifra con matices: no solo se hidrata al organismo al beberla directamente, ya que algunos alimentos tienen altas cantidades de agua (como la sandía, por ejemplo).

Esta cifra también está condicionada a determinados factores: si se practica ejercicio con regularidad, si se está embarazada, si te tiene alguna enfermedad, si hay retención de líquidos, si hace más o menos calor en el ambiente...

¿Para qué sirve el agua?

Este líquido interviene en una gran cantidad de procesos corporales necesarios para la vida. Aporta minerales esenciales al organismo ( calcio, magnesio, sodio…), ayuda al organismo a transportar nutrientes, eliminar deshechos, favorece las digestiones, regula la temperatura corporal y reparte el calor, hidrata y suaviza la piel, previene enfermedades cardiovasculares..

Continúa leyendo