Todo lo que deberías saber sobre la vitamina E

¿Cuáles son los beneficios de esta vitamina? ¿Dónde encontrarla? ¿Hay que suplementarse con ella? ¡Toma nota de esta información!

vitamina e
Pexels

Aunque puede que no tenga el mismo perfil nutricional que algunas otras vitaminas como la C y la D (ni sea tan famosa) la vitamina E ciertamente es importante para nuestra salud. Como buen antioxidante, la vitamina E, que se encuentra en algunos aceites vegetales como el aceite de girasol o de cártamo, y otros alimentos como las semillas, las nueces y las verduras de hoja verde, nos ayuda a protegernos de los radicales libres que pueden dañar nuestras células con el paso del tiempo. La vitamina E también es importante para la salud cardiovascular, específicamente para mantener los vasos sanguíneos anchos y dilatados y prevenir la coagulación y la aparición de trombos, que pueden provocar enfermedades cardiovasculares y eventos cardíacos. 

La vitamina E también influye en la salud ocular, junto con la vitamina C, los betacarotenos y el zinc, protegiendo las células de los ojos (así como otras células del cuerpo) del daño oxidativo y, por lo tanto, podría ayudar a prevenir la pérdida de la visión y a mejorar la calidad de la vista, ralentizando la degeneración macular asociada con la edad.

Alimentos que son ricos en vitamina E

Las grandes fuentes naturales de vitamina E incluyen principalmente los aceites vegetales y frutos secos, además de los vegetales.

  • Aceite de germen de trigo.
  • Semillas de girasol.
  • Almendras.
  • Avellanas.
  • Verduras de hoja verde: espinacas, col rizada o kale, lechuga, brócoli...
  • Aceite de girasol, aceite de cártamo y aceite de maíz.
  • Mantequilla de cacahuete y otras mantequillas de nueces.
alimentos vitamina e
Pexels

¿Cuánta vitamina E hay que tomar al día?

Dadas sus numerosas propiedades beneficiosas, la vitamina E se ha investigado durante mucho tiempo. Algunos estudios han sugerido en el pasado que tomar la vitamina en forma de suplemento podría ayudar a prevenir todo tipo de enfermedades asociadas al envejecimiento. Sin embargo, otros estudios han encontrado que tomar vitamina E, especialmente en dosis más altas, es inútil e incluso potencialmente contraproducente y dañino, lo que aumenta el riesgo de sufrir una hemorragia, un accidente cerebrovascular y, en algunos hombres, cáncer de próstata.

No es de extrañar que estos resultados y conclusiones mixtas hayan hecho que exista cierto debate y polémica alrededor de la suplementación con vitamina E. La gran mayoría de dietistas registrados hacen hincapié en que se deben obtener los niveles recomendados de la vitamina solo a través de la dieta y no recomiendan tomar suplementos de vitamina E para personas sanas. La cantidad diaria recomendada es de unos 15 miligramos al día. 

Las recomendaciones dietéticas son ligeramente más altas para las mujeres embarazadas o en período de lactancia: las mujeres embarazadas necesitan 15 mg al día y las mujeres que amamantan necesitan 19 mg al día.  Las recomendaciones de ingesta de vitamina E también varían para los niños, según su edad. 5 mg suelen ser adecuados para bebés de 0 a 6 meses, mientras que los niños mayores de 9 a 13 años deben obtener 11 mg de vitamina E de los alimentos al día.

Continúa leyendo