Todo lo que debes saber sobre los cosméticos fotosensibilizantes

¿Sabes qué son los cosméticos fotosensibilizantes? Te contamos todo lo que debes saber sobre ellos.

La exposición solar tiene sus beneficios y sus inconvenientes para la piel. Existen algunos cosméticos cuya formulación incluye ingredientes que, al contacto con los rayos solares, reaccionan y pueden afectar a la dermis. A estos compuestos se les llama fotosensibilizantes, y conviene seguir unas pautas determinadas para utilizar los cosméticos de forma segura. De lo contrario, nuestra piel podría padecer manchas, irritaciones, erupciones cutáneas o dermatitis.


Protectores solares


Aunque parezca paradójico, dentro de los protectores solares encontramos filtros, sobre todo químicos, que pueden ocasionar alergias o problemas (oxibenzona, benzofenonas, PABA y octocrylene, son los principales). Si la piel reacciona a estos productos al entrar en contacto con la luz solar, se recomienda utilizar fotoprotectores con filtros físicos como el óxido de zinc.


Jabones y desodorantes


También hay que vigilar los jabones y desodorantes que se utilizan, pues los triclocabanos y el triclosán son ingredientes que se suelen utilizar para fabricar estos productos, así como dentífricos.

 

Aceites esenciales


Los aceites esenciales que proceden de cítricos también son fotosensibilizantes. Entre ellos destacan el de naranja, el de limón, el de pomelo y el de mandarina. También hay que vigilar con el aceite de comino, el de bergamota, el de casia o el de rosa mosqueta.


Las esencias de verbena, apio y angélica, muy presentes en cremas limpiadoras y faciales, también pueden provocar reacciones al contacto con la luz solar. Y también componentes de perfumes o fragancias como los derivados de la cumarina y el almizcle.

Una vez sabemos cuáles son estas sustancias, debemos revisar los cosméticos que usamos para comprobar si en la lista de ingredientes aparece alguna de ellas. Simplemente hay que tener cuidado de no aplicárselos justo antes de exponerse al sol de una manera continuada.


Asimismo, también es importante hablar de los componentes fotosensibilizantes que puede haber en medicamentos, empezando por anticonceptivos orales o antibióticos como tetracicilinas o sulfamidas, pasando por una larga lista como antidepresivos, antiinflamatorios, medicamentos antiacné, diuréticos, corticoides, antihipertensivos, antiglucemiantes, antihistamínicos como la difenhidramina o el mismo omeprazol.


Como en muchas otras situaciones relacionadas con la cosmética y la salud, no se trata de dejar de utilizar cierto producto, consiste en hacerlo correctamente, adaptando su uso al entorno y a nuestras necesidades.


Por Mónica Lizondo, farmacéutica y cofundadora deFarmaconfianza.

También te puede interesar:

Continúa leyendo