Todo lo que siempre quisiste saber sobre la dieta de Atkins

Es una de las dietas milagro que promete adelgazar rápido al paciente pero que se olvida de lo más importante, su salud.

Seguimos nuestro particular repaso por la interminable lista de dietas. En las próximas líneas nos detendremos en la dieta de Atkins, un plan alimentario basado en la ingesta de grandes cantidades de proteínas y un mínimo de carbohidratos.

El objetivo de esta dieta es adelgazar, y para alcanzarlo diseña una alimentación basada en el argumento de que para el organismo es más fácil quemar carbohidratos que proteínas, de manera que transforma a estas últimas en grasa y a los primeros en energía. 

Lo que pretende conseguir la dieta de Atkins es limitar el suministro de energía, la que generan los carbohidratos, muy limitados por esta dieta, a la grasa corporal derivada de las proteínas. Si esto ocurre, según los precursores de esta dieta, el organismo empieza a quemar grasa al no disponer de energía, provocando así el adelgazamiento. 

Al ser una dieta basada en la ingesta elevada de proteínas, recomienda alimentarse con productos lácteos enteros, carnes rojas, quesos, huevos, aceites o embutidos, mientras que solo el 10% de la dieta aproximadamente son carbohidratos que proceden de las verduras.

Qué propone

La dieta de Atkins limita casi por completo la ingesta de pastas, cereales y harinas y sus derivados, entre otros ingredientes. También limita al máximo el azúcar, las frutas y las verduras más ricas en fibra porque, siempre según sus directrices, impide la absorción de la grasa en el intestino. 

A poco que estés al tanto de en qué consiste una dieta equilibrada y saludable te habrás llevado las manos a la cabeza por lo menos un par de párrafos atrás porque la dieta de Atkins es probablemente lo opuesto a cómo recomienda que sea la alimentación tanto las instituciones especializadas en salud como los nutricionistas a título individual. 

Por ejemplo, una dieta baja en fibra puede provocar graves trastornos en el organismo. Sin ir más lejos, estreñimiento. Además, la pérdida de peso generada por una dieta así se relaciona con la pérdida de masa muscular, no de grasa acumulada. Y la eliminación de grupos de alimentos esenciales como la fruta o los cereales solo puede tener repercusiones negativas en la salud. 

Por lo tanto estamos hablando de una de esas dietas milagro que prometen adelgazar y priorizan dicho objetivo a toda costa, pero se olvidan de lo más importante: la salud del paciente. 

La dieta de Atkins es, en definitiva, una de las que recomendamos de forma tajante no seguir si no quieres poner en peligro tu salud por culpa de seguir lo que dicta para adelgazar. 

Continúa leyendo