Todo lo que tienes que saber sobre el cardamomo

Esta especia originaria de la India está considerada una de las más saludables del mundo. En este artículo te resumimos todas sus virtudes.

El cardamomo es una especia originaria de la India, aunque también se cultiva en Nepal, América Central y Tailandia. Sus beneficiosas propiedades la convierten en una de las especias más valoradas siendo la tercera más cara detrás del azafrán y la vainilla. De la misma familia que el jengibre, el cardamomo se presenta en unas pequeñas vainas que esconden dentro unas semillas muy aromáticas, con un sabor intenso cítrico y algo dulce.

Existen tres variedades de cardamomo: blanco, verde y negro, siendo el verde el más valorado. En su composición destaca su alto contenido en manganeso, así como la presencia de otros beneficiosos nutrientes como calcio, magnesio, vitamina C, fibra y hierro. Son muchos los estudios que prueban sus efectos positivos sobre la salud, desde su capacidad antimicrobiana hasta sus propiedades tratar el estreñimiento.

Propiedades antibacterianas

Probablemente una de sus propiedades más importantes es la antimicrobiana. Se ha demostrado que el cardamomo es efectivo para tratar diferentes infecciones (E.coli o cándida, por ejemplo) pues tiene la capacidad de dañar la membrana celular de diferentes bacterias. Su aceite esencial se aplica sobre infecciones cutáneas y hongos.

Bueno para la salud bucal

Uno de los usos tradicionales del cardamomo tiene que ver con la salud de la boca. Gracias a su capacidad antibacteriana y antimicrobiana, esta especia es buena para combatir la aparición de bacterias bucales, una causa común del mal aliento, enfermedad de las encías y caries. También se utiliza como remedio natural contra el dolor de garganta.

Ayuda al sistema digestivo

Si sufres de estreñimiento, el cardamomo puede ayudarte. Esta especia presenta un alto contenido en fibra, por lo que ayuda al funcionamiento normal del sistema digestivo. Además, diversos estudios han probado su efectividad en casos de úlceras (al igual que el jengibre), gases, acidez de estómago, pérdida de apetito e hinchazón. Para beneficiarte de sus propiedades en este sentido, una infusión con una cucharadita de cardamomo, otra de semillas de hinojo y otra de jengibre fresco es mano de santo.

Muy utilizado en la aromaterapia

En la medicina tradicional asiática, el cardamomo era muy utilizado para tratar diferentes problemas emocionales y a día de hoy sigue siendo muy apreciado en este sentido. Su aceite esencial es uno de los que más se usan en la aromaterapia, pues se le atribuyen propiedades antidepresivas. También se usa para combatir la fatiga mental y la tensión nerviosa.

Cómo consumir el cardamomo

El cardamomo se utiliza mucho en la gastronomía india para preparar arroz basmati y diversos tipos de curry. Los suecos también aprecian mucho el sabor de esta especia (curiosamente, es el país donde más se consume), que utilizan para preparar sus famosos bollos de cardamomo, entre otras cosas. De hecho, al cardamomo se le saca mucho partido en la repostería y puedes agregarlo a tus postres horneados, como la tarta de manzana.

También puedes agregarlo al café y té, o utilizarlo para elaborar infusiones. Para añadirlo al café, basta con moler 3 o 4 semillas de cardamomo entero junto con los granos de café, y filtrarlo por el agua caliente como siempre. 

Continúa leyendo