Vídeo de la semana

Todo lo que tienes que saber sobre la dieta del metabolismo acelerado

Este régimen alimenticio promete una pérdida de peso de hasta 10 kg en 28 días. Aunque parezca increíble, la clave está en aumentar la ingesta calórica en lugar de disminuirla.

Ponerse a dieta no es fácil, pues implica un cambio de hábitos importante. En la lucha por desprenderse de los kilos de más, muchas personas buscan la dieta que más se adapte a ellos, y en este sentido hay un sinfín para elegir, como la Sirtfood o la Atkins, entre muchas otras. A esta larga lista de planes de alimentación se le suma ahora uno del que probablemente has oído hablar: la dieta del metabolismo acelerado.

Este método para perder peso ha sido creado por la dietista Hailey Pomroy, que asesora a famosas como Jennifer Lopez o Reese Witherspoon en materia de salud. La experta define este plan como “la última dieta que harás en tu vida”, una promesa que, lógicamente, ha llamado la atención de muchas personas. Ahora bien, ¿es tan bonito como parece? Te contamos todo lo que tienes que saber al respecto.

En qué consiste la dieta del metabolismo acelerado

La dieta del metabolismo acelerado tiene por objetivo aumentar la actividad metabólica para estimular el gasto calórico en reposo. Tratándose de una dieta que persigue la pérdida de peso, tendría sentido esperar que para seguirla hubiera que rebajar el consumo de calorías. Pues nada más lejos de la realidad: este plan de alimentación propone un aumento del consumo calórico. Además, este plan está diseñado para que no te aburras y propone cambiar lo que comes cada semana.

Se divide en ciclos de 28 días (cuatro semanas) Según su creadora, en cada ciclo se pueden perder hasta 10 kgs. Cada semana se divide en tres frases. La fase 1, de dos días, propone basar la dieta en frutas, verduras y granos enteros. La fase 2 también dura dos días y en ella se prioriza el consumo de proteínas y verduras alcalinas. La fase 3 se realiza durante tres días y en ella se restringen los hidratos en favor de proteínas y grasas saludables. Cada fase lleva asociada un tipo de ejercicio, siendo el cardio el más recomendado durante la primera, y el ejercicio anaeróbico en la segunda.

Existen una serie de alimentos prohibidos: trigo (solo se permiten germinados), maíz (en cereales de desayuno o palomitas), lácteos, soja, azúcares refinados, edulcorantes artificiales, zumos, productos light, fruta desecada y cafeína.

¿Es recomendable la dieta del metabolismo acelerado?

Uno de los principales puntos a favor de la dieta del metabolismo acelerado es que en ella tienen cabida todo tipo de alimentos en cantidades variables, lo cual permite que sea sostenible en el tiempo. Además, acierta en señalar que el metabolismo puede acelerarse o ralentizarse en función de nuestros hábitos (por ejemplo, el ejercicio lo acelera).

Ahora bien, esta dieta tiene más errores que aciertos. Según los expertos, se equivoca en restringir alimentos como el trigo, el maíz y la cafeína, siendo esta última beneficiosa para incrementar el gasto calórico. Asimismo, la división en ciclos no obedece a ningún criterio científico como tampoco lo tiene el entrenamiento al que se asocia cada uno de ellos. La dieta del metabolismo acelerado propone no saltarse el desayuno, una recomendación bastante obsoleta, pues según los últimos estudios realizados, esta comida no es imprescindible en realidad.

En conclusión, la dieta del metabolismo acelerado es una de esas dietas milagro que conviene no seguir. Lo mejor para adelgazar es tratar de cambiar tus hábitos de vida a largo plazo para perder peso de manera saludable (¡y no recuperarlo!).

Continúa leyendo