Vídeo de la semana

Todos los remedios caseros que puedes hacer con el aceite de oliva

¿Conoces todos los usos que puedes darle a este preciado ingrediente? ¡Muchos de ellos te sorprenderán! Toma nota de ellos.

aceite
iStock

La dieta mediterránea está repleta de ingredientes que son superalimentos, saludables y con un alto valor nutricional. Pero si hubiera que destacar solo uno, el aceite de oliva virgen extra sería la mejor opción. Con unas propiedades difíciles de igualar y una historia que se remonta al Antiguo Egipto, este oro líquido en la cocina también es un poderoso nutriente al que médicos, farmacéuticos y expertos de la salud recurren ante numerosos males. Con incontables beneficios, es habitual encontrarlo como referente y elemento destacado en materia de remedios caseros.

“Son muchos los beneficios del aceite de oliva virgen extra tanto si lo consumimos como alimento como aplicado en la piel. Es el único tipo de aceite de oliva que contiene todos los antioxidantes y componentes bioactivos. Contiene grandes cantidades de potentes antioxidantes naturales como los polifenoles y la vitamina E, además es rico en vitaminas A, D y K, y tiene un alto contenido de grasas monoinsaturadas y ácido oleico, así como ácidos palmítico, esteárico, palmitoleico y linoleico”, indica Mónica Nieto, farmacéutica y fundadora de la firma de AOVEs Alevoo. ¿Sorprendida? Estos son algunos usos que puedes darle al aceite de oliva en casa, más allá de para cocinar. ¡Toma nota!

Estreñimiento: No poder acudir al baño con regularidad, debido a una situación de estreñimiento ocasional es incómodo y, en ocasiones, doloroso. Si bien existen numerosos remedios caseros o naturales en el mercado, uno de los más extendidos y compartidos entre generaciones es el de tomar dos cucharas de AOVE por la mañana en ayunas. "Es un clásico y además es efectivo", apunta Mónica. También existen otras propuestas que mezclan este maravilloso aceite con espinacas crudas o con manzanilla caliente, para mejorar la situación en la zona.

aceite
Pexels

Labios secos: Debido a la exposición solar, a la bajada de las temperaturas o a otros muchos agentes externos, nuestros labios se pueden quedar secos. Pueden perder su jugosidad e incluso llegar a secarse si no se cuidan adecuadamente. Para prevenir antes que curar o incluso para curar, aplicar unas notas de aceite de oliva virgen extra a modo de labial. Cuanta más generosa sea la cantidad y más constantemente se utilice, mejores serán los resultados.

Acidez estomacal: Explican los expertos y corrobora Mónica, que la ingesta de ciertos alimentos o la forma en la que estos se consumen puede provocar la popular acidez estomacal. Generación tras generación se ha extendido el uso del oro líquido para suavizar una situación de este tipo. Las mismas dos cucharadas de aceite pueden ingerirse para evitar esa acidez porque este ingrediente creará una película protectora, con la que más temprano que tarde el estómago recuperará la normalidad.

Uñas débiles: Celebrities y personalidades presumen de manicura en las redes sociales y siguiendo su estela, seguidoras de sus trabajos y estilos, invierten en colorear sus uñas en centros especializados para ello. Es una experiencia elegante y divertida que exige también un cuidado anterior y posterior a la aplicación del esmalte. En el caso de presentar unas uñas débiles, introducirlas en un barreño con aceite de oliva virgen extra puede servir de gran ayuda, como ya hacían nuestras abuelas.

Mosquitos: El verano es la estación favorita de unos incómodos visitantes. Los mosquitos pueden perturbar el descanso de muchos o sorprender a otros junto a ríos y pantanos, en el campo o al caer la noche. Entre los consejos ancestrales para hacerles frente, destaca el de utilizar un aceite de oliva virgen extra como base y añadir unas gotas de limón o agua a la menta que también pueden sustituirse por aceites esenciales de estos dos ingredientes. Hablan, aquellos que lo han probado, de que su eficacia tiene una duración de dos horas.

Continúa leyendo